Arquitectura

'Els Banys Nous' (Los Baños Nuevos) de la judería de Barcelona

Por Andrés D. López [Arquitectura en Sefarad]
La arquitectura referente al mundo sefardita no sólo se centra en el estudio de las sinagogas. Más adelante estudiaremos la composición de las juderías y su desarrollo: nacimiento, crecimiento y decrecimiento. Hoy nos centramos en otro espacio mucho más especial: el dedicado al baño sagrado o Mikveh. Dicha construcción constituye un requisito indispensable en las proximidades de las sinagogas de las comunidades judías que habitaron nuestras ciudades. La construcción de un espacio tan exclusivo requiere de circunstancias específicas que lo constituyan, así pues no es posible ubicarlo en cualquier lugar.

 

Estas características son las siguientes:

  • El espacio ha de estar orientado al este.
  • La Mikveh ha de componerse de agua. No se puede usar ningún otro líquido.
  • Ha de construirse de tal forma que sea parte integral de la sinagoga o de sus proximidades inmediatas. Se ha de construir en el terreno.
  • No puede consistir en algún recipiente que pueda ser desconectado o que pueda ser llevado de un lado a otro como una bañera, barril o un tonel.
  • El agua de la Mikveh no puede ser agua corriente. La única excepción a ésta regle la constituye una fuente natural o bien un río cuya agua proviene principalmente de aguas manantiales.
  • El agua no puede ser extraída (‘Sha”uvim”) ni transportada con la intención directa del ser humano.
  • El agua de la Mikveh no puede ser canalizada hacia ésta mediante algo que pueda llegar a ser impuro (“Tameh”). Por esta razón el agua no puede circular a través de caños o recipientes hechos de metal, arcilla o madera.
  • Han de ser siete los escalones que den acceso al baño.
  • La Mikveh debe contener por lo menos 40 Sa-ah (760 l aproximadamente).

Ya hace casi veinte años que Victória Mora Pous realizó un trabajo acerca de los baños judíos de Barcelona. El trabajo, titulado Els Banys Nous ('Los Baños Nuevos') hacen referencia a los baños que había en el s. XII ubicados en la esquina que forman las actuales calles Banys Nous y de La Boquería. Conocidos como ‘Baños Nuevos’, nos hacen pensar en la posible existencia de unos ‘Baños Viejos’ anteriores como describe Pujades[1] en 1609, que cita que hacía unos treinta años que aún había vestigios de éstos baños. El trabajo fue publicado en 1993 en la revista LAMBARD de Estudis d’art medieval, AMICS DE L’ART ROMÀNIC, Filial del Instituto de Estudios Catalanes en Catalán.

A continuación os dejamos con el enlace al artículo original y a una traducción realizada al castellano por parte de la Sección de Arquitectura en Sefarad de Tarbut Sefarad.

 

(Lev.11.36) ‘Solamente una fuente y un hoyo, una acumulación de agua será pura’


Texto original: Els Banys Nous de Barcelona

Traducción: Els Banys Nous de Barcelona (traducido al castellano por Andrés D. López)

 


[1] PUJADES, J. Crónica Universal del Principado de Cataluña. Vol. III