Arquitectura

Rehabilitación y puesta en valor del patrimonio arquitectónico judío en Cataluña (II)

Por Andrés D. López [Arquitectura en Sefarad]
Ya desde el siglo XIX diferentes autores han estudiado de forma general la historia de los judíos instalados en los países del Occidente de Europa: en 1847, Adolf de Castro; en 1875, Amador de los Ríos; en 1891, Pelegrí Casabó y Pagès, etc.[1], incluso en el s. XVIII Bosarte con su Disertación sobre los monumentos antiguos...[2], y a lo largo del s. XX también otros muchos los que investigaron acerca del tema, desde Puig i Cadafalch[3], Carreras i Candi[4], Laborde[5], Anna Rich Abad[6], etc., llegando hasta las actuales investigaciones de los judíos en Cataluña por Riera Sans[7],  las correcciones de Mora i Pons[8], A. Hosta, o la bibliografía judaica de Kapón[9], etc.

Los centros de interpretación de las ciudades más importantes en Cataluña, como el de Barcelona o Girona, disponen de bibliotecas especializadas que recopilan los volúmenes más importantes acerca de investigaciones referentes al mundo sefardita Catalán. Realizar una actualización del estado de la cuestión de los estudios y trabajos sobre los judíos y/o las juderías más importantes de la Cataluña Medieval sería objeto de un trabajo aparte ya de por sí, un trabajo de recopilación, en el que no se aportarían datos nuevos por otro lado. Existen estudios generales sobre la presencia de los judíos en Cataluña, como el reciente texto La Catalunya Judía, Viaje por las tierras de Edom, o dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos algún trabajo más concreto sobre dicha ciudad que la analice, como por ejemplo la tesis doctoral de la Dra. Claude DenJean: Juifs et chrétiens: de Perpignan à Puigcerdà. XIIIe-XIVe siècles[10].

Fig. 1 Torre de Babel de P. Brueghel

Como se observa, la dinámica que han seguido siempre los estudios sobre los judíos en Cataluña y en España han tratado sobre todo desde la ubicación de éstos en las distintas ciudades: dónde se establecieron, cuáles eran los límites de las juderías dónde habitaban, cómo estaban estructurados éstos Call, el estudio de algún edificio en particular en dicha ciudad como sinagogas, baños, etc. hasta el análisis de las costumbres o de algún individuo judío destacable de la época, pero nunca hasta ahora se había planteado el análisis y estudio de la gestión de la recuperación de estas juderías, con la contemporaneidad de la problemática que esto conlleva en lo que al ‘patrimonio turístico’ concierne.

Esto predispone, que además de conocer la estructura física de las juderías de las ciudades a estudiar, se han de realizar una serie de entrevistas de los individuos protagonistas de la época, observando datos referentes a las distintas entidades que se encargan actualmente de gestionar dichos espacios arquitectónicos, cómo se formaron y cómo funcionan, haciendo especial hincapié en el caso de estudio de la ciudad de de Girona, la cual vemos que se ha expandido y consolidado desde sus inicios en los años 80, recibiendo más visitas casi que la judería de Toledo, ciudad referente sefardita.

Los estudios antiguos tienen una base documental, que complementan a las actuales excavaciones arqueológicas que se realizan hoy en día por los investigadores. Así pues, hemos de disponer de éstas dos fuentes de un elevado potencial para contrastar la información: las fuentes documentales y las excavaciones arqueológicas, ya que un edificio, o los restos de él, pueden evocar el pasado de una manera más certera que la misma historia escrita (a veces historicista) como lo decía Ítalo Calvino:

“...Pero la ciudad no dice su pasado, lo contiene como las líneas de una mano, escrito en los ángulos de las calles, en las rejas de las ventanas, en los pasamanos de las escaleras, en las antenas de los pararrayos, en las astas de las banderas, surcando a su vez cada segmento por raspaduras, muescas, incisiones, cañonazos...” [11]

Andrés D. López

Proyecto de tesis del Máster de Teoría e Historia de la Arquitectura que lleva por título Rehabilitación y puesta en valor del patrimonio arquitectónico judío en Cataluña.



[1] CARRERAS I CANDI, T., “L’Aljama de juhéus de Tortosa”, Memorias de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, 1912, 9, 3-188

[2] BOSARTE, I. “Disertación sobre los monumentos antiguos pertenecientes a las nobles artes de la pintura, arquitectura que se hallan en la ciudad de Barcelona”, Antonio de Sancha, 1786

[3] I CADAFALCH, J.P.; “Els Banys de Girona I la influencia moresca a Catalunya”, Institut d’Estudis Catalans. 1914

[4] CARRERAS I CANDI, F., “L’Aljama de juhéus a Tortosa”, Memorias de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona. 1912, 9, 3-188

[5] LABORDE, A., “Viatge pintoresc i historic: el pais valencià I les illes Balears”, L’Abadia de Montserrat. 1975,2

[6] RICH ABAD, A., “La comunitat jueva de Barcelona entre 1348 i 1391 a través de la documentació notarial”. 1999

[7] RIERA SANS, J., “La Sinagoga Major des jueus de Barcelona en la tradició documental”. Estudis històrics i documents dels arxius de protocols, 2002, 20, 7-74. Col.legi Notarial, Barcelona

[8] MORA I PONS, V., “Els Banys Nous de Barcelona”. Revista Lambard, 1991, VI, 27-39

[9] KAPON, U.M., “Guia española de bibliografía judaica”, Comisión Nacional Judía Sefarad. 1992

[10] DENJEAN, C., “Juifs et chrétiens”. Trabucaire. 2004

[11] CALVINO, I; BERNÁRDEZ, A. “Las Ciudades Invisibles”. Unidad Editorial.1999