EL CASAR

Carta de la presidenta de Tarbut El Casar



EL CASAR
Guadalajara

MARÍA JESÚS RUBIO

Para mÍ es un honor ser la presidenta de Tarbut Sefarad en El Casar (Guadalajara), pues, a pesar de no ser judía, siento gran atracción, respeto y fascinación por todo lo relacionado con el judaísmo, así como por Israel (país, por cierto, que he tenido la gran suerte de visitar). Quizás sea, como alguien me ha comentado, que seguramente corra sangre judía por mis venas e inconscientemente me llama.

Mi admiración por el pueblo judío está basada no sólo por su capacidad de trabajo y perseverancia, sino por su capacidad de unión. Me incomoda muchísimo cuando oigo comentarios antisemitas en España, porque están basados en la más absoluta ignorancia. He tenido la gran suerte de viajar y vivir por todo el mundo (Australia, Estados Unidos, Corea de Sur, Grecia, Inglaterra), donde no se silenciaba todo lo relacionado con el judaísmo como se hacía aquí hasta hace poco tiempo.

Me alegra muchísimo que se esté intentando recuperar la historia, cultura y, porque no, hazañas de los sefardíes, pues llevan mucho tiempo en el olvido y hay una imperiosa necesidad de divulgar lo mucho que tenemos que agradecer en este país a los sefardíes.

España no seria España sin la consciencia de Sefarad.

Yo, desde el pequeño pueblo de El Casar, que se ha convertido en una ciudad dormitorio de Madrid, haré, como he hecho hasta ahora, defender, informar y explicar, dentro de los conocimientos que yo tengo, las acciones que a veces se ve obligada a tomar la tierra madre Israel, así como las costumbres y contribuciones que el pueblo judío nos ha brindado.

Amigos, no me extiendo más pues, como se dice en Inglés, “short and to the point” - corto y al grano.

Aquí me tienen para lo que puedan necesitar.

Un afectuoso saludo

María Jesús Rubio
10 de octubre 2010

contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.