EL VISO

Carta del presidente de Tarbut El Viso [Valle de los Pedroches]

FRANCISCO LINARES MORENO

En mi juventud, el valle de los Pedroches era para mí el mundo. Desde el campanario de la iglesia, cuando tenía la oportunidad de subir, divisaba aquel horizonte donde la naturaleza ha sido pródiga, generosa, espléndida, dotando a estas tierras de una gran llanura con lomas suaves y campiña salpicada de encinas milenarias.

El Viso, como sus pueblos hermanos del valle, luce sus casas de fachadas blancas, y en su primavera los campos regalan a sus moradores el colorido de una alfombra de rojo por su amapolas, el amarillo y blanco de sus margaritas, el verdor de su lino con el marrón claro de sus encinas.

Hoy, quieto como barco varado en la orilla del mar, en esta Coruña, ciudad de la heroína María Pita, del faro romano de la Torre de Hércules, sueño con mi tierra de cordobesa.

La historia de Sefarad debe mucho a sus hijos sefarditas, no es una página de la historia de España que deba recordarse sin entristecerse por aquel decreto que obligó a dejar su tierra querida a nuestros antepasados. Las juderías son testigos silenciosos de esa rica cultura que ellos dejaron. Cualquier iniciativa por hacer florecer la cultura sefardí es motivo suficiente para sumarnos de manera incondicional a ella, y estamos orgullosos de ello, porque amamos nuestras raíces.

Francisco Linares Moreno
El Viso (Valle de los Pedroches, Córdoba)
28 de enero de 2010