Inicio CABRA
Carta de la presidenta de Tarbut Cabra
There are no translations available.


CABRA
Córdoba

SARAH PINTO-RÍOS

Estimados amigos de Tarbut Sefarad:

¡Shalom!

Con mucho orgullo y alegría acepto la presidencia de Tarbut Cabra (Córdoba) así como me lo propuso el Dr. Mario Saban. Me siento inmensamente honrada.

El señor Saban insistió un poco y tuvo mucha razón.

Nací cerca de París y aquí sigo viviendo. Mi madre y mis abuelos nacieron y vivieron en Cabra.

Mediante Tarbut Sefarad encontré la oportunidad magnifica para expresar todos mis lazos judíos.

Siendo niña, experimentaba ya aquel sentimiento casi obsesivo de formar parte de un linaje judío, y para un ser humano eso de crecer con tal sentimiento sin que absolutamente nadie pueda darle la menor respuesta o indicación es una sensación muy desagradable.

Siempre tuve la impresión de ser otra persona. Sospechaba algo sin saber exactamente qué.

Lo que yo sentía en lo mas profundo de mi alma era un verdadero vacío. Algo me faltaba.

Sentía que tenía muchas cosas que expresar, sin saber cuales eran. Para darles una idea, diría que era como la parte de un puzle que aún no había encontrado su sitio propio.

Con mucha paciencia y con la ayuda de mi familia, reconstituí nuestro cuadro familiar.

Fue entonces cuando descubrimos que aquel vacío y sentimiento de incomodidad interior, que también otros miembros de mi familia experimentaban, no eran nada más que el resultado de un secreto transmitido de inconscientes a inconscientes, y eso desde generaciones: ¡éramos judíos!

Este silencio, tejido por el terror durante siglos, paralizó la vida de mis antepasados, y pues la mía.

El hecho de poder expresar nuestras emociones y sentimientos y poder formularlos libremente, declarando en voz alta "Somos judíos", fue una verdadera liberación para mi familia.

Acabé por encontrar mi sitio en este gran puzle ancestral.

Creo que hice algo bueno y justo para mis ancestros quienes desgraciadamente tenían que tapar su identidad acabando por convertirse. Es como si yo les rehabilitaba.

Gracias a Tarbut Sefarad hablo por ellos todos.

Nunca más tendrán miedo y tampoco estarán reducidos al silencio...

Con todo mi cariño,

Sarah Pinto-Ríos
Marzo de 2012

contacto: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it