LONDRES

Carta de la presidenta de Tarbut Londres

EUGENIA VICENTE

Shalom,
A todos aquellos y aquellas que lo hebreo, lo judío o lo sefardí se le haga extraño, me gustaría pedirles que vuelvan la vista atrás, a los orígenes de nuestra península antes del reinado de los Reyes Católicos y quizás lo extraño se vuelva cercano y nos ayude a todos a recordar una gran parte de nuestra historia que permanece dormida o quizás escondida... pero que aun así, forma parte de nuestro ADN, de quienes fuimos y mas importante, de quienes nos hemos convertido.

Desde Londres descubro el nexo que el pueblo judío siente con su perdida Sefarad. He comido tortilla de patatas celebrando la llegada de Shabbat, buñuelos fritos durante Channukah, he escuchado conciertos en ladino que me traían aires del sur: flamenco y un español hablado a media lengua... cada día reconozco apellidos entre aquellos que un día se vieron obligados a abandonar su tierra y sobre todo, cuanto mas profundizo en la cultura judía mas siento una vuelta a mis raíces, la llamada de mis orígenes.

Aragón, mi tierra natal, esta llena de pequeñas joyas herencia del judaísmo en Sefarad. Londres, mi cuidad de adopción, es crisol y mezcla de culturas donde algunas sinagogas conviven en barrios típicamente musulmanes, done judíos ortodoxos se pasean por la City con zapatillas de deporte en Yom Kipur y donde puedes ver trabajando codo con codo a un libanés, un israelí y un egipcio. Lo mas importante de todo esto es lo que yo intento aprender cada día y es que la tolerancia nos hace mas sabios. La mezcla de culturas y religiones nos aporta riqueza espiritual y sobre todo un mejor prisma con el que mirarle la cara a la vida.

Desde Londres, durante el festival de las luces, os invito a descubrir esta ciudad maravillosa y tan rica en culturas y religiones. Para aquellos interesados en el mundo judío, sin duda esta ciudad es visita recomendada, con más de 200.000 judíos viviendo en este país. Mi sugerencia es que os perdáis por las calles de Golders Green, descubriendo al paso todos sus restaurantes Kosher, desde shwarmas, a pitas iraquíes pasando por hamburguesas de pollo al estilo KFC. West London Synagogue es toda una joya arquitectónica sefardí y sus rabinos son encantadores. Finalmente, mi ultima recomendación es el barrio de Brick Lane, históricamente residencia de judíos o cualquier grupo de inmigrantes que llegaran a esta ciudad y ahora centro de la comunidad bangladesi. Alli encontrareis un edificio muy interesante que captura entre sus ladrillos la esencia de Londres: la mezquita de Brick Lane. Este edificio comenzó siendo en 1743 una iglesia protestante, después una sinagoga y ahora una mezquita... un mensaje mucho mas profundo y duradero que cualquier palabra.

Un abrazo,

Eugenia Vicente
17 de diciembre de 2009



Carta de la vicepresidenta de Tarbut Londres

MARÍA SARMIENTO
“No me perdono mi inevitable ausencia. Quiero repetir que de algún modo estoy con ustedes, íntimamente, esencialmente. Sólo nos alejan las circunstancias, que son, según se sabe, ficciones”.

Estas hermosísimas palabras no son mías. ¡Qué más quisiera yo! Pertenecen a J.L. Borges; fueron escritas en una ocasión en que el autor no pudo asistir a una reunión a la que había sido invitado por el Instituto de Intercambio Cultural y Científico Argentino-Israelí.

En mi caso, he recibido la generosa invitación del Doctor Mario Saban a incorporarme al equipo de Tarbut Sefarad en Londres. He aceptado gustosa, ya que tampoco yo podría perdonarme una ausencia semejante.

Creo verdaderamente en los valores que conforman la Cultura Judía, manifestándose maravillosamente allá donde esta se haya asentado. En ocasiones directamente; otras, a través del tamizado que supone el paso por las diferentes corrientes del Cristianismo.

Opino que éstos valores son los que han modelado lo mejor del pensamiento Occidental y han cimentado las bases de nuestras modernísimas sociedades: El valor indiscutible y sagrado conferido a la vida humana, la ética personal, el esfuerzo continuado por alcanzar las metas más nobles, la libertad, la justicia. El cuidado por los demás. El cuidado por el entorno.

Admiro su valor y su tenacidad. Su persistencia. No conozco otra cultura que se haya empeñado más en sobrevivir. Y que haya sobrevivido de hecho. La lucha continua. El constante deseo. El deseo por saber. El valor de preguntarse y cuestionarse constantemente.

Sobre todo, pienso que su concepción del Ser Humano, como ser dotado de inteligencia y libre albedrio, razón y responsabilidad; es uno de los legados mas fabulosos y liberadores que hayamos podido heredar. Cada hombre y cada mujer revestido de dignidad por el mero hecho de haber nacido. Todos y todas diferentes, valiosos, únicos e insustituibles.

¿No es maravilloso, incluso hoy día? ¡Pues imagínense hace tres mil años!

Esta extraordinaria cultura ha estado durante años profundamente relacionada con mi patria, con España. Todavía hoy lo está. Existe una hermosa palabra que las aúna a ambas: “Sefarad”.

Asumo pues, como responsabilidad personal devolver en la medida de mis posibilidades todo lo recibido. Dar a conocer esta inmensa riqueza en cualquiera de sus variantes y facetas: Espiritual, artística, humanística, científica… Y es que además..¡Disfrutaré con ello!

Por lo que para mí, constituye un inesperado honor aceptar esta invitación y desde ya me pongo a su disposición para todo aquello en lo que pueda resultar de utilidad. Pueden contar conmigo.

Con cariño:

María Sarmiento
Enero de 2012