MOJÁCAR

Carta de la presidenta de Tarbut Mojácar


MOCÁJAR
Almería

LYDIA RAMIS

Shalom:

Me llamo Lydia Ramis, soy de Barcelona y vivo en Mojácar. No soy judía.

Cuando contacté con el Dr. Mario Saban en busca de su ayuda para resolver un enigma familiar, lo último que pensé es que pudiera ofrecerme crear Tarbut Mojácar.

Mi padre, en los años de la segunda guerra mundial, había colaborado con organizaciones clandestinas en Barcelona, a salir de España y llegar a Portugal, a muchos judíos que, atravesando los Pirineos, conseguían escapar del horror nazi.

Nunca lo supe, nunca lo supimos en mi familia. Hace un año, la lectura de sus diarios me llevó a descubrir una muy pequeña parte de toda esta historia. Y en ello estoy. Gracias a personas como Mario Saban y otras organizaciones judías intento reconstruir unos años en la vida de mi padre, que fueron, estoy segura, de los más importantes. Algún día contaré su historia y la de todos los que formaron parte de  ella.

Asumo, pues, este reto que me brinda el Dr. Saban, asumiendo la presidencia de Tarbut Mojácar, con la ilusión de ayudar a conocer mejor la cultura judía y hebrea, tan injustamente olvidada en nuestro país, España, nombrado por vez primera en la Biblia como Sefarad, y en homenaje a mi padre y a su gran labor en aquellos años tan terribles.

Abierta estoy a cualquier ayuda y colaboración por parte de las personas que vivan en la comarca del Levante almeriense, sean judías o no.

Confío en dotar de contenido mi trabajo aquí en Mojácar y conseguir mis objetivos.

Gracias por su confianza Dr. Saban, espero no defraudarle.

Am Israel Jai

Lydia Ramis
Enero de 2012

contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.