Conferencia de Carlos Santos en el 2º mini-Congreso de la Shoá en Trujillo

Por Carlos Santos [Tarbut Trujillo]
El lunes 27 de enero finalmente tuve la ocasión de participar en el 2º mini-Congreso de la Shoá que se celebró en Trujillo, y cuyo objetivo es mostrar sin ningún tipo de tapujos, la barbarie y el sufrimiento humano que se produjo contra los judíos por parte de los nazis durante la II Guerra Mundial. Los destinatarios fueron grupos de alumnos procedentes de institutos de Trujillo, Cáceres y los pueblos cercanos, y se buscaba que con este congreso no solo reflexionaran profundamente sobre un tema más desconocido de lo que se cree, sino también lanzarles en el terreno de los congresos y conferencias, ya que ellos mismos participaron muy activamente con sus ponencias y actividades en grupo.

El evento fue organizado, como ya indiqué anteriormente, por Jesús María Ayuso, profesor de filosofía del IES “Francisco de Orellana”, así como otros profesores de Trujillo y Cáceres.

El encuentro tuvo lugar durante toda la mañana del día 27 (9h-14h) y también estuvimos acompañados por el alcalde de Trujillo, don Alberto Casero Ávila, quien tuvo unas palabras para elogiar la labor que se estaba llevando a cabo por descubrir la Shoá, así como recordar que está preparando un viaje al campo de concentración de Auschwitz para los alumnos de Trujillo.

Tras su intervención, tuvo lugar mi turno, donde durante 40 minutos pude dar una conferencia a los alumnos acerca del museo de Yad Vashem (principal institución del Estado de Israel para el recuerdo de la Shoá y sus 6 millones de víctimas judías), así como explicarles la labor que realizamos aquí en Tarbut Sefarad.

Hay que reconocer que la conferencia fue todo un éxito, ya que asistieron cerca de 200 estudiantes, quienes estuvieron muy atentos y predispuestos a escuchar a alguien joven, acerca de temas como el judaísmo y el rico legado histórico que los hebreos dejaron en Extremadura. Finalmente, les dediqué nuevamente unas palabras tras terminar de ver dos extractos del documental Shoah de Claude Lanzmann, invitándoles a reflexionar y a tomar en serio un tema de semejante calibre.

Al mismo tiempo, pude conocer también a diversos profesores de institutos cacereños muy afines con la cultura judía y que buscan que esta llegue de forma más sencilla y no resulte tan ajena a la gente joven. En definitiva, fue una jornada muy productiva en la que se puso de manifiesto una vez más que la ciudad de Trujillo está muy concienciada con su pasado hebreo, así como con la cultura judía en general.

Ver fotos del congreso de Trujillo en Flickr