Ópera

Nabucco: una ópera verdiana sobre el exilio en Babilonia

Por Manuel Marín [El judaísmo en la ópera].
Hay una celebración,Tishá Be Av, en la que se recuerdan la destrucción de los dos templos de Jerusalén, y asimismo otras catástrofes, como la firma del edicto de expulsión de España en 1492 o la deportación masiva del gueto de Varsovia al campo de exterminio de Treblinka (Polonia) en 1942. ¿Por qué mencionamos esto al empezar un comentario de una ópera verdiana? La razón es muy sencilla: tanto el templo de Jerusalén, como Jerusaén misma, juegan un papel fundamental en la ópera Nabbucco, no digamos ya Nabucodonosor II.

Continuar leyendo

La clemenza di Tito

Por Manuel Marín [El judaísmo en la ópera].
A diferencia de óperas como “Nabucco”, en donde la temática del pueblo judío en el exilio es musicalizado por el compositor italiano Giuseppe Verdi o “La juive”, drama ambientado en la época de la inquisición, musicalizado por el compositor judío Jacques Fromental Lévy Halévy, “La clemenza di Tito” no es en sí misma una obra con aspectos directamente judíos, pero no por ello una de las tramas más asombrosas sobre personajes históricos que desempeñaron acciones indelebles para la historia del judaísmo. Me refiero a Tito Flavio Sabino Vespasiano, artífice de la destrucción del Segundo Templo de Jerusalén.

Continuar leyendo

El judaísmo en la ópera, por Manuel Marín

Presentación: El judaísmo en la ópera.
Si bien lo que hoy conocemos como ópera nace del desarrollo del drama musical italiano, y este a su vez proviene del drama griego, en donde música y palabra conformaban una unidad inseparable, y el mismo rey David daba tanta importancia a la música y a la poesía como a sus labores soberanas, no podemos rastrear hasta allí la forma musical de la ópera, pero acaso sí sus raíces. La palabra ópera viene de la voz italiana opera, que significa sencillamente obra, y esta a su vez del latín opus: labor, trabajo. Como género musical la ópera es una “devoradora de géneros” y así en la versión más clásica, podía abarcar danza, orquesta, solistas, coro, y todo género de instrumentos, lo mismo que la más inaudita parafernalia durante la puesta escénica.

Continuar leyendo