Tarbut Barcelona

Carta del presidente de Tarbut Barcelona

barcelona raul vinokourRAÚL VINOKUR

En ocasión de asumir la vicepresidencia de Tarbut Barcelona, hace algo más de dos años, comencé escribiendo un primer párrafo que me gustaría repetir: Dicen que en Israel, si cualquier ciudadano cava en el patio del fondo de su casa, tiene muchas posibilidades de encontrar algún resto arqueológico. Algo semejante ocurre hoy en España y Portugal sólo que, en este caso, los excavadores no buscan en el fondo de su vivienda, sino que lo hacen en los entresijos de la memoria familiar. Y lo hacen profundamente motivados por su sola intuición, por alguna historia familiar particular, por alguna costumbre inexplicada o por el simple deseo de rastrear el linaje personal, a partir de los propios apellidos.

También en esta ocasión, agradezco y me honro en aceptar la invitación a participar de Tarbut Sefarad Barcelona como presidente, no sin antes expresar mi más admirado reconocimiento a la amiga y presidente saliente, Alba Andreu, por la ingente labor realizada durante los cinco años en que ha ejercido el cargo.

Los objetivos siguen siendo los mismos: difundir la cultura judía en nuestro medio desde una entidad que, como muchas otras, brega especialmente por restituir la memoria de Sefarad.

Raúl Vinokur
Barcelona, agosto de 2015


Carta del vicepresidente de Tarbut Barcelona

vicepresidente barcelona llorenc unioLLORENÇ UNIÓ PUIG

Shalom amigo, amiga:

Hace muchos años, en mi infancia, escuché las primeras palabras hebreas. Entonces no sabía el significado de aquellas palabras, pues tampoco conocía el nombre de la lengua en que fueron pronunciadas, pero quedaron grabadas en el recuerdo de aquél niño en forma del fragmento inicial de una bella canción, que cantó uno de mis profesores, en mi colegio, del que sólo tengo buenos, excelentes recuerdos. En aquél momento solo comprendí la palabra Israel - que era la segunda del texto - pues esta palabra también la había escuchado en la clase de religión.

Aquellas fueron seis palabras, que no comprendía pero que quedaron en mi memoria. Muchos años después, como estudiante de lengua hebrea, alcancé a comprender ese breve texto, que había recordado durante tantos años.

Ya no sé cuando conocí a Tarbut Sefarad pero sí por qué motivo. Fue a través de mi curiosidad por el judaísmo que apareció en mí durante mi transición personal entre la adolescencia y la juventud.

Entonces empezaron lecturas y más lecturas sobre un mundo que creía ya desaparecido y, muy en concreto, en nuestro país. Un mundo que me parecía maravilloso y que, no sin constantes dificultades, había conseguido vivir y florecer durante años, siglos. Sin embargo, ese mundo fue truncado hace cinco siglos en la tierra de Sefarad.

Nunca pensé que un día podría comprender, leer y escribir - aunque actualmente sea aún de manera muy modesta – los bonitos signos o letras de la lengua hebrea, denominada también la lengua sagrada. Son esas letras, esas palabras y sus mensajes, las que han vencido y siguen venciendo el paso del tiempo.

El constante rastreo en mis apellidos familiares ha sido también un importante motor de curiosidad para estudiar y comprender el mundo judío, además de ser un estímulo para lo que, en general, pienso que es fundamental en el ser humano: el constante aprendizaje.

Nunca imaginé las palabras del amigo Dr. Mario Sabán, presidente de Tarbut Sefarad, al pensar en mi persona para representar como vicepresidente a Tarbut Sefarad en Barcelona, representación que acepté con gran felicidad.

Quiero reconocer aquí también la gran labor del amigo Raúl Vinokur, presidente de Tarbut Barcelona.

Y, como no podrían faltar, aquí están estas palabras para el amigo Javier Valdivia, de Tarbut Barcelona.

Estas tres personas han sido y son para mí unos maestros, porque pienso que no es maestro quien enseña sino aquel de quien se aprende.

Agradezco también a todas la personas de Tarbut Sefarad su gran labor a favor del judaísmo. Mi agradecimiento es también para todas las personas que con su labor contribuyen a que el mundo sea un lugar mejor para todos.

Llorenç Unió Puig
Barcelona, 17 de agosto de 2015


REPRESENTANTES DE TARBUT BARCELONA EN ETAPAS ANTERIORES: