Conversión de los "Zera Israel": abrir la puerta a los descendientes de judeoconversos que quieren volver a sus raíces

Por Miriam Cruzado (vice-presidente de Tarbut Sefarad)

A principios de septiembre, Miriam Cruzado, vice-presidente de Tarbut Sefarad y Melanie Fernàndez Alvarez, responsable de Tarbut Anusim Paris, se reunieron con la nueva asociación “Zera Israel”. Iniciativa del emprendedor francés Arié Toledano, fundador de Zera Israel, este encuentro permitió intercambiar experiencias sobre el tema delicado de las conversiones.

Precisamente Miriam Cruzado montó el equipo de Tarbut Anusim en 2013 con la ambición de asesorar a los descendientes de judeo-conversos de Espana y Latino-América que aspiran a convertirse al judaísmo. A estos candidatos a la conversión no les tratan mejor o distinto de los demás. Pocas son las puertas de las instituciones religiosas que se les abren, lo que suele generar sentimientos de soledad y de incomprensión. El equipo de Tarbut Anusim lleva 6 años constatándolo pero también procurando mejorarlo. En total hemos contribuido desinteresadamente a veinte conversiones–veinte historias personales distintas-. Tarbut Sefarad sigue facilitando información a los cientos de usuarios que lo piden a través de la web.

Tarbut Sefarad y Zera Israel comparten el diagnóstico y el objetivo de encontrar formas de facilitar la conversión de los descendientes de judeo-conversos españoles que aspiran a reanudar con sus raíces hebreas. La asociación “Zera Israel” (www.zera-israel.org) ayuda a los candidatos a la conversión al judaísmo con raíces judías en general, que por motivos diversos y también recientes (persecuciones, asimilación) no pudieron seguir siendo judíos. Por ejemplo, una persona que tiene un solo abuelo judío, que no sea la abuela materna. La expresión “zera Israel” significa “grano, simiente del pueblo hebreo”.

¿Se puede mirar con otros ojos a estos candidatos a la conversión? ¿Por qué no se les abriría la puerta? Eso pretende también la asociación Zera Israel. Pero de una forma complementaria a la de Tarbut Sefarad.

El equipo de Zera Israel comprende al rabino Haïm Amsellem. Fue diputado de la Knesset entre 2006 y 2013 por el partido Shas. Especialista israelí de las conversiones, no duda en tomar posiciones valientes. Aboga por un judaísmo moderado e integrador. Escribió el libro “Zera Israel”, donde analiza el historial de doctrina hebrea (favorable) al respecto. ¿Por qué se le cierra la puerta a una persona muy motivada por la conversión, que además tiene raíces judías?, pregunta Haïm Amsellem. La ley israelí del retorno da la nacionalidad israelí a las personas no judías pero que tienen un antepasado judío de secunda o tercera generación. Son más de 350.000 los israelíes que no son considerados judíos según la halajá. El rabino Haïm Amsellem fundó la asociación HaGer, qua ha ayudado a cientos de aquellos israelíes a convertirse al judaísmo.

La asociación Zera Israel  reivindica 500 conversiones en Brasil, hechas a partir de un trabajo por grupos y no por casos individuales. En concreto, si Usted busca retornar al judaísmo y no puede ser acogido por una comunidad o congregación local, estos son los pasos que recomienda Zera Israel:

  • Seguir clases online sobre el judaísmo; hay unas cuantas disponibles a través de Internet
  • Buscar a otras personas de su ciudad que compartan el proyecto de acercamiento al judaísmo
  • Buscar un sitio de reunión para verse por lo menos una vez al mes
  • Compartir iniciativas culturales, religiosas o docentes.

Arié Toledano y Miriam Cuzado  acordaron cooperar con vistas a ayudar a más descendientes de judíos a reconectarse con la religión de sus antepasados.