Artículos

La expulsión de los judíos por los Reyes Católicos: un error histórico

Por Francesc Grabolosa Roura.
El 31 de marzo de 1492 los reyes Católicos decretaron la expulsión de los judíos en los reinos de Castilla y Aragón. Parece ser que unas 200.000 personas fueron expulsadas .Además los judíos que se quedaron tuvieron que convertirse al cristianismo, pero a pesar de todo fueron perseguidos hasta el mismo siglo XX.


Las causas, eran económicas, políticas y religiosas. Desde el punto de vista económico fue un gran retroceso, según algunos historiadores, porque con los judíos se eliminó la posibilidad que en los reinos de Castilla y Aragón recogieran las primeras señales de un capitalismo incipiente.

La expulsión se convirtió en un prospero estímulo financiero para la Corona y la Inquisición a causa de las expropiaciones a los judíos, hasta el punto que las relaciones entre la Corona y la Iglesia entraron en crisis por las luchas para conseguir los bienes expropiados a los judíos.

Pero también había causas religiosas que afectaban la propia estructura dogmática de la iglesia católica. El problema para la jerarquía eclesiástica era que se habían publicado traducciones de la Biblia directamente del hebreo , que revelaban verdades hasta a aquellos momentos ocultadas al pueblo a causa de la censura y la prohibición de la iglesia católica de la lectura personalizada de las Sagradas Escrituras. Una de estas traducciones era la Biblia de Alba o mas tarde la Biblia de Ferrara, realmente revolucionarias para su tiempo.

El intento de eliminar la Biblia de Alba, es una muestra de la persecución insensata al conocimiento y la cultura hebrea, la del mismo Jesús, que se llevó a cabo sistemáticamente hasta el mismo siglo XX. prohibiendo la lectura de los textos bíblicos hebreos.

Esta problemática se repite hoy en día , que con un mayor conocimiento de la cultura judía por parte del mundo cristiano, provoca un acercamiento a los orígenes , que inexorablemente nos devuelven a redescubrir aquel Rabino del siglo I que se llamaba :Jeoshuá.

Pero por desgracia la criminalización del pueblo de Israel aun subsiste en nuestro país, porque queda muy “progresista” ir contra Israel.
Parece ser que esta sociedad que está tan orgullosa por sus valores democráticos y de libertad, quiera sustentar dictaduras teocráticas que durante tantos siglos de la historia dominaron en occidente pero que aun subsisten en le próximo oriente.

Es curioso que las fuerzas políticas i sociales que se autodenominan “progresistas”, son las mas detractoras del mundo judío, que es una sociedad científica, de estudio y sobretodo de paz y libertad , tomen posiciones a favor de grupos y estados donde el sistema político es una dictadura teocrática..

No sirve separar el estado de Israel del judaísmo en general , porque la tierra de Israel y el judaísmo están anímicamente unidos i el derecho a recuperar su tierra, en definitiva su casa, es inalienable, por cierto una tierra abandonada i desértica que nadie se fijó durante casi dos mil años.
Nosotros somos fruto de la cultura griega y cristiana , pero también de la cultura judía que nos ha aportado valores morales científicos y tecnológicos que nos han hecho progresar y crecer en la cultura occidental a pesar de las continuas persecuciones ,que han estado victimas gracias a la ignorancia y la envidia hacia un pueblo ,que ha visto desparecer civilizaciones míticas como la egipcia , la griega y la romana, y a pesar de todo continua vivo y a la cabeza en cultura, ciencia y tecnología . Estamos seguros que seguirá así por muchos años.

¡Shalom!!