Artículos

Funeral del Cardenal Lustiguer

Las fotos corresponden al funeral –supongo que de Estado- del Cardenal Lustiguer, arzobispo emérito de París. Este Príncipe de la Iglesia era hijo de judíos y se convirtió al catolicismo, aunque nunca renunció a sus raíces hebreas. Durante la exequias, celebradas en la Catedral de Notre Dame, un primo del difunto, que es historiador, cantó una canción fúnebre en hebreo. Nuestras raíces son tan profundas que ni la púrpura cardenalicia, el boato y el poder de la Iglesia supuestamente fundada por el rabino de Nazaret, pueden arrancarlas. Como nota curiosa, fijaros en la mirada de Sarkozy, presidente de la República Francesa e hijo de emigrantes húngaros, contemplando la bandera de los deportados judíos. ¿Qué se oculta tras esta mirada? Una imagen para la reflexión.