Artículos

Miquel Segura reflexiona sobre el Día del Perdón

El presidente de Tarbut Mallorca, el periodista y escritor Miquel Segura, ha expuesto sus reflexiones sobre el Yom Kipur en un artículo publicado el 16 de septiembre en su columna en el periódico Última Hora y en el que también hace referencia al encuentro con el Dr. Carlos Escudé. Desde la junta directiva de Tarbut Sefarad queremos felicitar la labor que realiza nuestro amigo Miquel Segura por la difusión de la cultura judía en los medios de comunicación de Mallorca. Tarbut Sefarad desea difundir de este modo los escritos y las acciones de cada uno de los representantes de la red cultural: esperamos vuestras colaboraciones.

 

 

16/09/2010 Publicado en Última Hora

Un almuerzo muy restringido

Hoy debo volar a Barcelona para participar en un almuerzo privado que 'Tarbut Sefarad' ha organizado en homenaje al escritor argentino Carlos Escudé. Se trata de un encuentro restringido, sólo diez comensales, entre los que habrá dos mallorquines y colaboradores de Ultima Hora: un servidor de ustedes y Pere Bonnín, ambos de sa Pobla, qué cosas. Escudé -de estirpe judía y recientemente convertido al judaísmo- es un intelectual argentino formado en la universidad de Yale. Político y escritor, en los años noventa fue asesor especial del entonces ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Guido di Tella. Su currículo es largo y extenso, con muchos ensayos publicados. En la actualidad, dirige el 'Centro de Estudios Internacionales y de Investigación para la Globalización' y pertenece al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Ha sido profesor visitante en Harvard y en el Instituto Universitario Ortega y Gasset de Madrid.

¿Que por qué les cuento todo esto? Pues porque de vez en cuando me place abandonar las miserias de la crónica política mallorquina y volar más alto, hasta donde me permiten mis muchos años de experiencia y mis renovadas alas. Será una experiencia impagable hablar con un judío experto en temas de globalización y considerado una autoridad mundial en la cuestión del realismo periférico, una teoría de política exterior nacida en Latinoamerira, que contempla las relaciones intemacionales desde la perspectiva de la existencia de una estructura jerárquica basada en las diferencias entre los estados que mandan en el mundo y los que tienen que resignarse a obedecer. El enfoque periférico -descrito precisamente por Escudé en uno de sus libros más conocidos- introduce una forma diferente de entender el sistema internacional. Así que, aunque sea momentáneamente, me olvidaré de Bauzá y de Font, de Antich y de Nájera, para hacer aquello que realmente me gusta: aprender de quien sabe más que yo.

Mi jornada barcelonesa conectará directamente con la celebración del Yom Kipur, el «Día Terrible» del calendario judío, pero también su principal celebración. En fecha tan señalada me corresponde bajar la cabeza y pedir humildemente perdón a todos aquellos que se hayan podido sentir agraviados por mis palabras e incluso por mis silencios. Más allá de la necesaria y saludable discrepancia con los poderes públicos, que manejan el dinero de mis impuestos, deben prevalecer el respeto y la hombría de bien. Nunca renunciaré a la crítica política, ni tampoco al ejercicio de la ironía, ni mucho menos al morbo periodístico de contar lo que algunos preferirían que permaneciese oculto. Sin esas características mi columna maldita no tendría ningún sentido. Pero estarnos a las puertas del Yom Kipur y hay que mirar hacia atrás con espíritu de reflexión. Es lo que pienso hacer desde mañana viernes y hasta el lunes. Así que, caros lectores, mañana no me leeréis pero el próximo martes, Baruj Hashem, me volveréis a leer. Hasta entonces.

Un almuerzo muy restringido