Recortes de prensa

Arqueólogos encontraron una aldea del período del II Templo

02/05/2008   I   Publicado en AURORA DIGITAL
Importante descubrimiento cerca de Beit Shemesh. En medio de un gran parque nacional que el Karen Kayemet acondicionó en los últimos tiempos, arqueólogos de la Dirección de Antigüedades descubrieron los restos de lo que habría sido la aldea Bish. El sitio es citado en el Talmud Ierushalmi, en el Babli y en los textos del historiador Josef Ben Matitiah.

Los expertos entienden que la aldea fue poblada por primera vez en el siglo X a.C. y existió hasta el Período Moderno. Junto al sitio hay amplios valles, que permiten el desarrollo de la agricultura. Al norte se encuentran los pozos de agua de Burguin, que estuvieron activos
hasta hace pocos años.

Los pobladores de aquel entonces cavaron y revistieron canales para permitir el paso del agua de los
pozos y juntar la de lluvia.

Los arqueólogos hallaron en el lugar túneles con tumbas. A lo largo de los años las tumbas fueron saqueadas por ladrones de antigüedades, tal como sucedió en otros lugares. En general, las tumbas
contenian efectos personales que son muy codiciados por coleccionistas.

El principal hallazgo en el lugar es un edificio público que sirvió como sinagoga, de 13 metros de largo por 7,5 metros de ancho. Tiene un espacio de entrada en forma de rectángulo. Dentro del recinto hay cuatro muros sobre los cuales fueron colocadas columnas circulares con sus capiteles.
Fuera del edificio hay un amplio patio con bancos tallados en la roca y debajo del piso un sistema de pasadizos secretos.

Los especialistas señalan que, si bien aún no finalizaron la tarea porque en el terreno existen otras ruinas importantes, lo que ya fue descubierto y estudiado deja saber con claridad cómo se veía una población judía de la época del Segundo Templo, con las edificaciones, patios, sistemas hídricos y construcciones subterráneas.

El lugar se encuentra al sur de la ciudad de Beit Shemesh, en la región conocida como la llanura de Iehudá.