Recortes de prensa

Jerusalén y el complejo de Tzur Bajer

4/07/2008  I  Publicado por Guysen International News
Por Guy Senbel.

Editorial de la semana del 05/07/2008:
Jerusalén y el complejo de Tzur Bajer

Esta semana, deseamos hablar a nuestros lectores sobre el atentado cometido en Jerusalén este miércoles 2 de julio. Perpetrado por un residente de Jerusalén-este, un Árabe israelí, este atentado causó la muerte de tres ciudadanos Judíos israelíes, en la calle Jaffa, frente al edificio donde se encuentra la redacción y los estudios de Guysen. La calle Jaffa es una de las principales arterias de Jerusalén. Conmemora decenas de atentados, y se ha convertido en un teatro de mórbidas escenas.
Nuestros periodistas grabaron y comentaron la matanza durante largas horas. Supieron mantener su sangre fría, tratar en caliente un acontecimiento trastornante. Los cuerpos inanimados, los bebés cubiertos de sangre, los vehículos aplastados, un autobús destrozado, en el suelo, la sangre y los rastros sospechosos de explosivos, las sirenas, los helicópteros, los soldados en los tejados. Y luego disparos para detener al asesino que sembró el terror y la muerte. El terrorista es originario de Tzur Bajer, un barrio árabe al sur de Jerusalén, al igual que el autor del atentado en la escuela talmúdica del Merkaz Harav, en el que ocho estudiantes perdieron la vida el pasado 6 de marzo.

Cometidos por árabes israelíes, los atentados del 6 de marzo y del 2 de julio tienen esto en común, lo que presenta una nueva clase. Sus autores no son Palestinos del Hamás o grupos armados del Fatah. Son árabes Israelíes que gozan de los mismos derechos políticos y sociales que los Israelíes de confesión judía. ¿Cómo identificar a terroristas entre 1.350.000 personas que viven en las fronteras de Israel? Proveídos de un carné de identidad israelí en el cual la religión no es mencionada, aún menos el origen, los árabes israelíes circulan libremente, ejercen todas las profesiones. Israel es un Estado de Derecho, la segregación está prohibida. No existe en Jerusalén o en Afula ciudadanos israelíes de segundo nivel. Tampoco existen guetos.

Los árabes israelíes se benefician, al igual que los ciudadanos israelíes, de ayudas del Estado, de asignaciones sociales, son incluso proporcionalmente más numerosos que los ciudadanos judíos en ser proprietarios de sus domicilios. En 1948, cuando eligieron convertirse en ciudadanos israelíes, la tasa de mortalidad infantil era del 50%; en la actualidad, es del 7%. Durante más de veinte años, el director de la información de la Primera cadena de televisión israelí era un árabe israelí. Salim Jubran no es el primer juez árabe israelí que se sienta en el Tribunal Supremo israelí. El árabe y el Hebreo son los dos idiomas oficiales del Estado de Israel. Es más, nueve diputados de la Keneset   son  son árabes israelíes.                               .
No, el atentado de la calle Jaffa, el 2 de julio, no era una respuesta vengativa a los malos tratos que sufren los árabes israelíes. Después de la conmoción del atentado, viene el de su representación mediática. “Ataque con el excavador”, así presenta la prensa internacional el acontecimiento, como una caricatura de atentado, el trato reservado es a menudo secundario. Sólo las agencias de prensa buscaron las imágenes de la ejecución del terrorista, conduciendo un tractor de varias toneladas para matar al mayor número de personas. Las de las víctimas hacen menos ingreso. Y es la voz del abogado de familia del terrorista, que aboga la causa de alguien dopado, desequilibrado, “acto de locura”.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 
Incluso la Autoridad palestina que preside Mahmud Abbas, que condenó el atentado de Jerusalén, mencionó la hipótesis de un acto premeditado; el comunicado publicado afirma que “si el ataque era premeditado, los Palestinos lo condenan, ya que tales prácticas afectan a la causa palestina”.

¿Cómo evitar otros atentados cometidos por Árabes israelíes? No hay que “encerrar a los Árabes de Israel en sus ciudades”, declaró Ehud Olmert este jueves 3 de julio. Por otra parte, los habitantes del barrio de Tzur Bajer, del cual era originario el terrorista, están “conmocionados”. Consideran que el integrismo no reina en su barrio. “Un único terrorista no certifica el extremismo”, se afirma en los barrios árabes de Jerusalén. He aquí el “complejo de Tzur Bajer”.

La reivindicación del atentado por parte de las “Brigadas de los Hombres Libres de Galilea” no se toma muy seriamente, lo que no excluye que la motivación del terrorista no sea política, alimentada de odio y provocaciones.

En 2005, Azmi Bishara fue el primer diputado árabe israelí que declaró que la nacionalidad israelí había sido impuesta a los árabes israelíes… En 2006, otro diputado árabe israelí, Ahmed Tibi, predicaba el establecimiento de un “califato islámico” y denunciaba “la israelización de los árabes de Israel”. Al principio de la operación “lluvia de verano” en Gaza en 2006, el diputado árabe israelí Wassil Taha recomendaba a los Palestinos cesar los ataques sobre los civiles en Israel y recomendaba proceder al secuestro de soldados de Tsahal. Lo que se hizo con Guilad Shali.

A algunos días de un acuerdo histórico entre Ehud Olmert y Bashar El Assad, mientras que el Jizzballah e Israel han llegado a un acuerdo para el intercambio de prisioneros, vivos y muertos, la cuestión de la liberación del soldado Guilad
Shalit está en boca de todo el mundo.
Unas horas después de la liberación de Ingrid Bétancourt, el Presidente Sarkozy, este miércoles 2 de julio por noche, saludaba la liberación de la rehén francocolombiana. Mencionaba también la necesidad de liberar al soldado francoisraelí  Guilad Shalit.

Esta noche, pensamos en Guilad Shalit, el último rehén francés, tomado rehén por el Hamás en Gaza, desde hace 741 días. Pensamos también en Ehud Goldwasser y Eldad Reguev, retenidos por el Jizballah y que Ehud Olmert anunció que no siguen con vida. Pensamos en las familias enlutadas de Elisabeth Goren-Friedman, de Batsheva Untermann y de Jean Relevy, las tres víctimas del atentado del 2 de julio en Jerusalén.

Remitido por Francesc Grabolosa