Recortes de prensa

Birkat Hajamá (La bendición del Sol)

6/04/2009  I  Publicado en Hebreos.net
Cada 28 años el sol retorna a la posición exacta, en el mismo momento de la semana, que ocupaba en el momento de su creación (tekufá)—al comienzo del cuarto día de la creación. Una bendición especial -llamada Birkat Hajama, “la bendición del sol” -es recitada para señalar este evento. Debido a lo inusual de este suceso, es costumbre recitar esta bendición en medio de una gran reunión.

Nuestros Sabios enseñaron: “Quien ve el sol en [el comienzo de] su ciclo, la luna en su esplendor, los astros en sus órbitas, y las constelaciones en su respectivo orden, debe decir: Bendito Quien restablece la obra de la Creación. ¿Y cuándo [se encuentra el sol en el comienzo de su ciclo]? Abaié dijo: cada 28 años” (Talmud, Berajot 59b).

Maimónides escribe (Leyes de Berajot 10:18): “Cuando el sol se encuentra en su tekufá en Nisán, al comienzo del ciclo de veintiocho años -y ésta ocurre al comienzo de la noche del martes-, al ver el sol en la mañana del miércoles se debe recitar la siguiente bendición: Bendito eres Tú, Di-s nuestro Señor, Rey del universo, que restablece la obra de la Creación”.

Esta brajá debe ser dicha luego de que el sol ha salido y puede divisarse su disco completo, mas no cuando sus rayos apenas comienzan a despuntar sobre el horizonte.

Preferiblemente esta bendición debe ser recitada junto a la mayor cantidad de personas posible. Pero si se teme que por esperar a que se congreguen las personas el sol pueda verse ocultado por las nubes, debe recitarse en forma individual.

Se acompaña con salmos y poemas litúrgicos que se recitan antes y después, y el servicio se completa recitando una plegaria especial de agradecimiento a Di-s por habernos dado vida.

Este año, 5769, cumplimos con esta mitzvá especial en la mañana del 8 de abril (la mañana anterior a Pesaj).