BURGOS

El Museo de Burgos expone piezas de la judería de Burgos

Por Raquel Ojeda [Tarbut Burgos]
El Museo de Burgos situado en el Palacio Renacentista de la Casa de Miranda, a través de sus valiosas colecciones, formadas por piezas que, ya sea por origen o por destino, tienen una procedencia exclusivamente burgalesa, muestra la evolución histórica y cultural de la provincia de Burgos desde el Paleolítico hasta nuestros días. Asentada en el siglo XI, aunque podría ser anterior, la judería de Burgos, fue la segunda más importante de Castilla. Conformada por una población muy activa, con una significativa aportación en la vida cultural, política y social de la ciudad hasta el momento de su expulsión, en el siglo XV.

Del 1 de enero al 30 de abril de 2014 y dentro de sus exposiciones temporales, el Museo presenta un gran repertorio cerámico, procedente de las excavaciones arqueológicas realizadas a comienzo de la década de los noventa, en la explanada occidental del Castillo, en la cabecera de la desaparecida iglesia de Santa María la Blanca. Lugar donde se asentó en principio la población judía para pasar con posterioridad debido a la expansión de la ciudad hacía abajo del cerro del castillo, en dirección al río.

En un espacio destinado al almacenamiento de grano se excavo un único silo, donde se descubrieron objetos de acopio de alimentos, de cocina, huchas, candiles, juguetes, y restos de hanukiyot, (lámparas de aceite de nueve candiles para la fiesta de Hanuká), pertenecientes a la población judía asentada en la aljama de Burgos. Todas las piezas están datadas en los siglos XIII y XIV.

Las piezas se han presentado en las exposiciones dedicadas a la cultura judía de Toledo (‘Memoria de Sefarad’, 2002-2003), Washington (‘Remembering Sepharad, Jewish Culture in Medieval Spain’, 2003), Berlín y Speyer (‘Los judíos de Europa en la Edad Media’, 2004-2005).