Call de Besalú

La comunidad judía de Besalú

Los judíos se establecieron en el Condado de Besalú a partir del siglo IX, pero no se encuentra documentación escrita sobre ellos hasta el siglo XII. La noticia mas antigua data del 1229 cuando el Rey Jaime I El Conquistador limitó el Préstamo a los judíos. A partir de aquí encontramos referencias continuas a los judíos de Besalú, a la sinagoga, a los alcaldes y funcionarios judíos.

Todo lo que afectaba a la comunidad de Girona afectaba también a la de Besalú hasta el año 1342 en que esta sé independizó. El periodo comprendido entre 1342 y 1391 vio el momento de máximo esplendor de la comunidad bisuldunense independizada ya de la colecta de Girona, con una notabilísima actividad económica en relación con todos los estamentos cristianos tanto civiles como religiosos no sólo de la Villa sino también, prácticamente, dentro de los límites del antiguo condado; mantiene relaciones con las mas importantes aljamas catalanas incluyendo algunas demás allá de los pirineos : Perpinyà, Arles... en Besalú residieron notables médicos judíos, practican el comercio además del préstamo, actividad esta de la que no se librarán ni ellos mismos aunque gocen de un prestigio indudable. Con su ayuda económica a los municipios fue posible a los Monarcas de Aragón la redención del condado de Besalú.
 
Sin embargo el esplendor duró poco ya que en el año 1391 empieza la decadencia del mundo judío de Cataluña. Algunas comunidades sobrevivieron a las matanzas de judíos i destrozas de barrios judíos, pero nunca más fueron lo que eran. En Besalú no se encuentra ningún indicio de la matanza del 1391. Pero la tranquilidad se quebró i disminuyó el nombre de judíos residentes. Se quedaron hasta el final algunas familias: des Catllar, Carcassona, Belshom Ceravita. La Bula de Benet XIII desconectó completamente los judíos del mundo cristiano obligándolos a residir en el barrio judío (1415).
La convivencia se convirtió en nula en 20 años.
 
Los judíos de Besalú trasladaron su residencia en Granollers y Castelló d’Empúries, también hubo algunas conversiones.

Hasta la limitación del barrio judio, los judíos vivieron en las calles principales del pueblo: Portal del Belloch, Capellades, Plaza Mayor, Calle del Pont, Calle del Forn, i Rocafort.