CASTELLDEFELS

Genocidas estúpidos

Los árabes palestinos, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y los medios de comunicación repiten como un mantra “el genocidio del pueblo palestino por el Estado de Israel”. La Convención para la prevención y represión del crimen de genocidio adoptada por la Asamblea General de la ONU en 1948 definió el genocidio como un conjunto de actos “cometidos con la intención de destruir, total o parcialmente, un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal".

Actualmente el artículo 6 del estatuto de la Corte Penal Internacional define el crimen de genocidio como “la intención de exterminio total de una población y la práctica sistemática (por lo tanto planificada) de esta voluntad”. Hitler fue un genocida brillante. Consiguió reducir drásticamente la población judía de Europa. Sadam Hussein, discípulo aventajado del austro-alemán, aplicó sus habilidades exterminadoras al pueblo kurdo con un resultado excelente.

En cambio los israelíes, que en medicina, informática, sistemas de riego y de energía solar son enormemente eficaces, como genocidas malogran la fama que se les atribuye. Según el censo presentado el pasado 9 de febrero por la Oficina Central Palestina de Estadísticas, la población palestina en Cisjordania, en la franja de Gaza y en Jerusalén-Este es actualmente de 3,76 millones, mientras que en 1997 era de 2,89 millones de habitantes. Es decir, en diez años ha aumentado más del 20 por 100. ¿Qué clase de genocidio es éste? Decididamente, los sionistas son una calamidad como genocidas. Y no me extraña. ¿A qué genocida serio se le ocurre acoger y curar en sus hospitales a la gente que supuestamente quiere exterminar? Si ustedes necesitan protección contra el terrorismo, vayan a Israel; pero si requieren genocidas, búsquenlos en otra parte. Los sionistas son demasiado estúpidos para este trabajo.

Publicado por ÚLTIMA HORA