CASTELLÓN

Reseña de la exposición: El Bucarest sefardí: 500 años de historia contados en 100 imágenes.

Por William Valenzuela Lopez, Presidente de Tarbut Castellón

El dia jueves 22 de noviembre, en Grao de Castellón, tuvimos la fortuna de participar en la inauguración de la exposición “El Bucarest sefardí: 500 años de historia contados en 100 imágenes”, organizada por el Instituto Hispano-Rumano. Un evento que a los ojos de algunos quizá no decía mucho, pero para muchos otros sí.

La historia se remonta a la época de la expulsión de los judíos sefardíes de España el 31 de marzo de 1492 con el injusto edicto de la alhambra el cual ordenaba a los judíos o convertirse o abandonar los reinos cristianos. Algunos se quedaron obligados más por la necesidad de evitar sufrimientos a los suyos abrazaron la cruz de una forma forzada, otros decidieron marchar y se esparcieron por toda la cuenca del mediterráneo; algunos marcharon a Portugal y Holanda.

Hoy hablaremos de los judíos que se asentaron en Rumania, que hicieron vida y ayudaron a potenciar la economía y la cultura de esta parte de Europa. Estas familias fueron relativamente pocas en comparación a los de los judíos askenazis que eran más numerosos ( ya que de cada 1000 familias judías 150 eran sefardíes).

Pero la cantidad nunca fue importante para estos supervivientes de la historia porque sólo hicieron falta unos pocos para crear una comunidad que fue pionera en la construcción de un país. Desde el negocio más pequeño hasta el más grande se veía la magnificencia de este pueblo, quienes además de negocios crearon hospitales colegios la bolsa centros de beneficencia etc.

Aún se recuerda hoy dia con cariño y aprecio a los judíos sefardíes estos judíos que dejaron huella en Bucarest donde aún hoy en día se ven esos edificios casas y sinagogas levantadas por las familias que allí llegaron.

Pero hasta allí también llegó la infamia de una guerra absurda y sin sentido (esa en la que a veces uno piensa que hubiera sido mejor que el hombre no hubiese sido creado). También hasta allí llegó el exterminio y la infamia, la destrucción y exterminio de  miles de estos judíos que solo prodigaron el bien para esas tierras.

Hoy su historia es contada en esta exposición donde vemos su obra: sus artistas, sus profesores, sus rabinos, sus comerciantes, sus banqueros, sus sinagogas, sus hospitales, sus casas hechas con un gusto exquisito... hoy creo que se le hace justicia a este pequeño remanente.

Hoy dia solo hay 50 sefaradíes en Bucarest y han sido absorbidos por la comunidad askenazi.

Esta exposición estará por toda España. Os invito a conocer esta parte desconocida de nuestra historia y admirar como herederos de estos antepasados su legado ,su pujanza y ánimo de servir. Es un modo de traerlos a la vida y de revivir este pasado glorioso y lleno de penurias pero también de reflexiones, sobre quiénes somos y para dónde vamos, si construimos o si nos dejamos asimilar por los afanes del siglo XXI donde el falso humanismo nos lleva cada dia a olvidar lo que somos y a nuestra herencia.