Apostamos por llevar las actividades allá donde están los amigos de la cultura judía. Por eso nos gustan las giras: son itinerarios culturales que nos permiten llevar una misma actividad a varias ciudades de la red Tarbut Sefarad.

Eduardo Kofman

Emocionante testimonio de Eduardo Kofman en Lleida

El director de teatro israelí Eduardo Kofman emocionó al público de Lleida con la presentación del proyecto de teatro multicultural que desarrolla en Israel, con grupos de adolescentes árabes (musulmanes y cristianos), judíos y nuevos inmigrantes. «Intento crear una sociedad mejor, con mi pequeño granito de arena», dijo el director. Un proyecto que es un auténtico desafío en el siglo que nos ha tocado vivir y, especialmente, en el país y en la realidad en la que vive y desarrolla su actividad Eduardo Kofman.

Lo menos importante, en estos grupos de teatro, es la calidad artística. El objetivo es derribar los muros que existen entre adolescentes de diferentes religiones y culturas, enemigos que parecerían enemigos irreconciliables. Estos chicos y chicas, afirmó Kofman, «son unos valientes», ya que su participación en estos grupos multiculturales les enfrenta a sus familias y a su entorno, donde difícilmente comprenden su interés. «Mi esperanza es que estos jóvenes sean los líderes comunitarios de mañana», afirmó el director.

Durante su charla, Eduardo Kofman explicó algunos de los métodos que utiliza para derribar estereotipos, para crear un ambiente de convivencia, para fomentar el respeto entre los jóvenes y conseguir que un grupo tan heterogéneo sea capaz de poner en escena, en un año, una creación cultural teatral que representan frente a toda la comunidad. El director proyectó muchas fotografías en las que mostró algunos ejercicios y técnicas, y en las que se ponía de manifiesto la interculturalidad de estos grupos.

Y tras la conferencia, los amigos de Tarbut-Amics Lleidatans de la Cultura Hebrea invitaron a Eduardo Kofman y su esposa a una cena, en la que ambos explicaron vivencias personales y contaron cómo viven el conflicto de Oriente Medio en el día a día. Su testimonio, tanto el profesional como el personal, nos ha servido para comprobar, una vez más, la enorme distancia existente entre el Israel real y la imagen distorsionada que ofrecen los medios de comunicación. «Para todos nosotros fue una experiencia magnífica y entrañable, que nos ha permitido acercarnos más al verdadero ciudadano israelí, que nos sorprende con iniciativas tan valientes como la que impulsa Eduardo Kofman», ha señalado Lina Camí, vicepresidenta de Tarbut Sefarad, que asistió a esta primera conferencia. Un testimonio que debería llegar mucho más lejos, a cuantas más personas mejor.

Fotos en Flickr