Apostamos por llevar las actividades allá donde están los amigos de la cultura judía. Por eso nos gustan las giras: son itinerarios culturales que nos permiten llevar una misma actividad a varias ciudades de la red Tarbut Sefarad.

Eduardo Kofman

"Una simpatía correspondida" entre Tarbut Pamplona y Eduardo Kofman

Por Felipe Cambra [Tarbut Pamplona].
Algunas historias hay que oirlas dos veces, merecen la pena y, sin duda, el testimonio de Eduardo Kofman es una de esas historias. El año pasado nos gustó mucho la conferencia de este director de teatro comunitario y este año ha ensanchado la información y nos ofreció unos ejercios experimentales con el público. Hubo un momento en el que una persona del público subió al escenario y tuvo que guiar unos metros a Eduardo Kofman que, con los ojos cerrados, se movía por el escenario. Toda la señal era un sólo sonido que sonaba intermitente. Después se cambiaron los papeles, para demostrar, quizá, que los roles no son fijos.

Todo lo que hace Eduardo Kofman tiene un sello humano y tolerante. Es un canto de respeto al diferente, al otro. Nos habló de la dicotomía judío / árabe, pero dejó claro que podría tratarse de otras muchas, hombre/ mujer o adulto / adolescente, por ejemplo.
Empezó la conferencia dibujando en la pizarra un mapa de Israel y situándonos geograficamente. Fue una puerta abierta a ese país que todos los miembros de Tarbut tanto amamos.

Nos situamos en una realidad lejana de los estereotipos habituales sobre Israel. Allí también existen escenas de convivencia cotidiana entre diferentes y esa ilusión fue la que trajo Eduardo Kofman a la tarde otoñal de Pamplona. Los sueños de un entendimiento entre musulmanes, cristianos y judíos no parecieron tan altos mientras este director de teatro nos habló. Un gran simpatía ha surgido entre los miembros de Tarbut Pamplona y Eduardo Kofman y lo demostraremos con nuevos proyectos.