¿Quién fue Isaac Campantón (1360-1463)?

Por Jesús Jambrina [Tarbut Zamora]
Entre los ríos de información a que conducen las investigaciones sobre la herencia judía en la ciudad y provincia de Zamora está la figura del Rabino Isaac Campantón (1360-1463), también escrito Qanpanton, Canpaton o Kanpanton. En la Enciclopedia Judaica de 1906 se omite su relación con la Yeshiva de Zamora, aunque varios de sus discípulos, entre ellos Issac Aboad (1433-1493) e Isaac de León, lo reconocen en sus memorias. Otro de sus discípulos fue Samuel al Valensi (1435-1487). A pesar de que Campantón escribió un solo libro, titulado Los caminos del Talmud, publicado por primera vez en Venecia en 1565 (1), su impacto se extendió a varios lugares – Salónica, Fez y Estambul-  después de 1492, convirtiéndose, y con él la academia zamorana, en figura clave de la diáspora sefardí.

 

A continuación, algunos de los extractos donde se menciona a Campantón y su trabajo:

SéferHa-Kabbaláh (Libro de la tradición), Fez, 1510, de R. Abraham ben Salomón de Torrutiel (1482- ¿?). Traducido del hebreo por Jaime Bages, Revista del Centro de Estudios Históricos, Granada, 1921(2):

“Isaac Campantón, lumbrera de los desterrados, de cuyas aguas viene  bebiendo todo Israel hasta el día de hoy (…)”  (33)

El maestro Isaac Campantón y los grandes sabios que florecieron en España, cada uno maestro en su lugar.

El gran maestro Isaac Campantón estudió con su padre, enseñó la Ley a Israel y formó muchos discípulos, siendo de ellos mi padre y R. Salomón – de bendita memoria- gran conocedor del Talmud, que aprovechó las enseñanzas del maestro durante más de 20 años.

El maestro Isaac de León, que fue un sabio en todas las ciencias y formó también numerosos discípulos, siendo uno de los mejores el maestro, santo piadoso que santificó a Dios en Portugal, el maestro Simeón Maimi – de bendita memoria.

El maestro Isaac Aboad, R. Moséh el Francés, R. Shem Tob ben Shem Tob y el gran maestro, favorecedor de sus amigos, Samuel El-Valensí – de bendita memoria-, quien a su vez tuvo muchos discípulos entre los mejores, el martillo fuerte, el de agudeza de ingenio, el maestro Josef Uzziel y el maestro Moséh Alliegna.

Otros , además de los mencionados, estudiaron con el maestro Isaac Campantón, en los primeros años de su vida, siendo ya en el final de ella, cuando lo hicieron el maestro santo y piadoso R. Moséh El-Valensí – de bendita memoria- y algunos grandes sabios aquí no mencionados.

El grande y piadoso maestro R. Shem Tob Lerma, que fue uno de los más distinguidos discípulos del maestro Isaac Aboad, se quedó en la cárcel, en la capital de Portugal, después que llegaron a Fez los judíos expulsados, junto con el sabio Morí, el maestro R. Jacob Lual y R. Abraham Saba. Al cabo de un tiempo fueron a la ciudad de Arcila, en un barco frágil, siendo la intención de sus enemigos que se sumergieran en el mar, más Dios hizo un milagro con ellos, pues desembarcaron en Arcila, como hemos dicho, maltrecha la nave, sin patrón ni marinero, solo por la misericordia de dios que los guiaba.

Murió el maestro Isaac Campantón en Peñafiel, en el año 5223 (1463), después de haberle sobrevenido varias desgracias, yendo errante y vagabundo por todas las tierras, de aquí para allá, por causa del terror real. He oído decir, respecto de él, que cuando era perseguido por los príncipes se echo sobre el sepulcro del grande e insigne maestro R. Isaac Gikatilla (3), y que, al levantarse de dicho sepulcro, dijo a sus discípulos: “de hoy en 8 días moriré”.

Estos maestros mencionados, discípulos todos ellos del maestro, enseñaron la Ley en España hasta el tiempo de la expulsión, en que hubimos de salir de allí, como vamos a referir luego. (270-271).

***

Joseph Rodríguez de Castro, Biblioteca española: Tomo primero, que contiene la noticia de los escritores rabinos españoles desde la época conocida de su escritura hasta el presente, , Madrid, Real Imprenta de la Gazeta,1781:

La novena edad -se refiere a la última de las épocas de los Rabanim o Maestros españoles desde que el centro de estudio del Talmud se trasladó desde Pumbeditá a la península ibérica alrededor del año 948- fue de R. Isaac Campantón, conocido vulgarmente como el Gaon de Castilla: este vivió 103 años, y falleció en el año 5223, de Cristo 1463. Sus discípulos más sobresalientes fueron R. Isaac de León, R. Abraham Zacut, y R. Isaac Aboad. Este fue su sucesor en la dignidad de Gaon, y por antonomasia era llamado el Rabi: salió de Castilla en el año 1492, en que los Reyes Católicos D. Fernando y Doña isabel desterraron de todos sus reynos a los judíos, y se retiró a Portugal; en donde falleció seis meses después, de edad de 60 años. Los demás Rabinos célebres, que había en el reyno, se esparcieron por diversas partes. R. Joseph Uziel, y R. Sem Tob pasaron a África, y pusieron sus Yeshibot, o Academias, en la ciudad de Fez: R. Joseph Penso colocó la suya en Constantinopla: R. Samuel Serralvo en el Cairo: R. Jacob de Rab en la ciudad de Saphet; y R. Jehuda Aboad en la villa de Alcazaquivir en el África. (Prólogo)

R. Izchaq Qanpanton, o Campantón como le nombra Immanuel Aboad en la página 286 de la Nomología, llamado comúnmente el Gaon de Castilla, vivió 103 años; y falleció en el mundo 5223, de Cristo 1463: fue maestro de R. Izchaq de León y de R. Izchaq Aboad, que le sucedió en la dignidad de Gaon, o Maestro Universal, y fue después conocido por sólo el título de Rabí; distintivo que a ningún otro habían concedido los judíos después que falleció Moseh Bar Nachman.

Escribió Campantón un libro, cuyo título es Libro de los caminos del Talmud, en que pone las reglas universales y más necesarias para mejor comprender el estilo en que está escrito el Talmud. Imprimiose este libro en Mantua en el año de Cristo 1593, y en Venecia en 1547, y en esta ciudad lo reimprimió en 4o Cristoval Zaneti en 1565.

De este escritor judío, que fue el que dio principio a la edad novena de los Rabanim en España, dan noticias Bartoloccio en la página 920 del Tomo 3o de la Biblioteca Rabínica, Wolfio en el Tomo I de la Biblioteca Hebrea, Abraham Zacut en el Libro de los linajes, y R. Gedaliah en Cadena de la tradición. (202)

***

José Amador de los Ríos: Estudios históricos, políticos y literarios sobre los judíos de España, Madrid, 1848, Capítulo VI dedicado al siglo XIV, página 336. Luego de nombrar a varias figuras importantes, de los Ríos escribe:

Pero el que más preferente lugar ha merecido entre todos los rabinos que en este período se consagraron a las ciencias, es R. Isahak Qanpanton, llamado generalmente el Gaon de Castilla, a quien elogia en gran manera Immanuel Aboad (Nomología, Cap. XXV, pág. 306, Edición de Amsterdam), señalándole como el fundador de la novena edad de los rabanim españoles. Vivió este hebreo que alcanzó la dignidad de maestro universal, llevando el nombre de Rabbi por excelencia, el largo espacio de 103 años; y fue maestro de R. Isahak Aboad quien heredó su autoridad y ciencia, y de R. Isahak de León, no menos celebrado entre los de su ley. La obra que más fama adquirió a R. Isahak Qanpanton fue una especie de clave universal para interpretar más fácilmente el estilo del Talmud, intitulada: Libro de los caminos del Talmud.


Notas

1- Otra ediciones se mencionan en Moses Mielziner. Introduction to the Talmud, New York, 1903, p.83. Los caminos del Talmud de Isaac Campantón, de Castilla, (siglo XV), publicando en Venecia (1565), Mantua (1593), Amsterdam (1764). Una nueva edición fue publicada por Isaac Weiss, Viena, 1891.

2- El libro de Torrutiel es la continuación de un primero con el mismo título escrito por R. Abraham ha-Leví ben David (nacido en Toledo entre los años 1100 y 1110- fallecido en1180), conocido también como RABaD I. La traducción al español es de James Bages Tarrida, Granada, 1922.

3- Isaac ben Abraham Gikatilla (Medinaceli, 1248- Peñafiel, 1305). Cabalista y filósofo, autor de varios libros, entre ellos Puertas de Luz. Ver Encliclopedia Judaica (1906)