HÍJAR

Los gigantes judíos de Híjar

Que la historia de la esplendorosa comunidad judía en Híjar está totalmente integrada en la memoria popular y en los hechos más queridos de la localidad se sabe sobradamente desde hace años. A los habitantes del Barrio de San Antón se les denominaba con el mote de “judíos”. A la ermita de San Antón se le conoce como la Sinagoga, por ser uno de los únicos ejemplos existentes de sinagoga medieval en la península todavía en pie. Los hijaranos, en algunos pueblos de la redolada (=comarca), son conocidos como “rabinos”.


En el año 2001 el Ayuntamiento de Híjar, junto a los "porteadores" de Gigantes y Cabezudos y otras instituciones locales (asociación de mujeres, particulares, etc…) decidió restaurar los antiguos Gigantes de Híjar, unos de los más antiguos de Aragón (documentados tras la Guerra Civil) y que antiguamente recibían otros nombres, como Don Quijote y Dulcinea.

Tras el nuevo bautizo, realizado en la Plaza de la Villa, con el acompañamiento de los Gaiteros de la Empajuzada y de otras comparsas de pueblos vecinos, los Gigantes pasaron a llamarse Salomón y Judith, en recuerdo a los judíos hijaranos, a la antigua imprenta y al excepcional patrimonio cultural judío que se conserva en nuestra localidad.

No conocemos otros ejemplos de gigantes judíos en Aragón (ni fuera de Aragón). Independientemente de que sean o no los únicos, desfilan orgullosos en las fiestas patronales, en las fiestas de barrio y en muchas otras localidades aragonesas a lo largo de todo el año. Su momento estelar ocurrió en el año 2007, cuando Híjar tuvo el honor de celebrar el Encuentro de Gigantes de Aragón, siendo Judith y Salomón unos perfectos anfitriones del resto de comparsas de la región.

Texto: Víctor Guíu
Fotos: José María Meseguer (Video Josme)