Historia de Montblanc

Al traspasar sus majestuosas murallas, encontramos un lugar que nos seduce y nos transporta en el tiempo a la existencia de uno de los principales Barrios Judíos de Cataluña durante la Edad Media. Ya desde el año 1163 se había establecido un pequeño grupo de judíos. Al pasar los años, su población fue aumentando hasta formar el Call, llegando a obtener tal importancia que fue reconocido como Judería o Aljama la cual tenía el privilegio de contar con una estructura de gobierno, secretarios y consejo propios. Hacia el siglo XIII ya se le otorgaban varios privilegios a cambio de contribuciones a las arcas reales.

Así Jaume I declaró validas todas aquellas ventas que trataran de cereales y diversas mercancías. Entre los años 1264 y 1265 reguló el régimen de usura y derecho a no ser detenidos al interior de la Sinagoga. En 1268 les sustrajo una fuerte suma de dinero para pagar parte de los gastos de la guerra contra Roger Bernardo II de Foix. Hacia 1298 concedió la clausura del Call por medio de tres portales de acceso, disponiendo de cementerio, baños, dos Sinagogas y matadero propios.

El Call estaba lleno de intensa actividad comercial la cual era posible gracias a ricos comerciantes que hicieron famosos los tejidos manufacturados de la villa así como la cerámica y otras diversas artesanías. También contaba con muy buenos plateros, mercaderes, pañeros, banqueros y sastres, los cuales formaban una fuerte red social y económica. Como personajes destacados están: Astruga (1186), Abraham Brunel y Jucef (1323) Vidal (1321), Gaulip (1371). Los médicos tuvieron un rol de gran importancia como; Adzay Brunel (1381), Bonsenyor Brunel (1391), Vidal Marcadel (1492).

Sin embargo, el Call fue objeto de hostilidades en mas de una ocasión a lo largo de los siglos. En 1311 una de las Sinagogas fue derribada. Hacia 1312 el arsobispo Guillem de Rocaberti abrió un proceso inquisicional contra la Aljama pero con la intercesión de Jaume II, esto no sucedió. En 1320 los judíos piden nuevamente la intercesión de Jaume II dados los nuevos estatutos locales que los jurados de la Villa les inferían. En 1348 los Judíos fueron acusados por la llegada de la peste negra y como consecuencia, varios fueron asaltados y asesinados.

Después de estos incidentes, el Rey hizo vigilar la Aljama por las autoridades pero estos hechos se repitieron en el verano de 1391 por lo tanto María de Luna envió a las autoridades montblanquinas ordenes de castigar a todo aquel que inquiriera o escandalizara dicha Aljama. Con estas constantes hostilidades, los judíos quedaron en tal condición que en el siglo XV la Aljama perdió su status, convirtiendose en un pequeño Barrio Judío.

Hacia 1489 la inquisición atacó a los judíos montblanquinos y en 1492 los Reyes Católicos decretaron la expulsión. Este hecho significó el fin de una etapa y ahora el comienzo de una nueva historia.

{igallery 146}

La localización del Call Judío de Montblanc

El Call Judío se estableció en el actual casco histórico de la ciudad. Contaba con tres portales de acceso: el principal al oeste que daba al Camino Real (actual calle Mayor), el portal del norte hacia la iglesia de Sant Miquel de Montblanc, el portal del este que permitía el acceso a la muralla y al exterior de la Villa (actuales calle de San José y Forn de la Ciudad).

Aunque la extensión del Call esta registrada del portal de Bové a la calle Mayor, en su época de Aljama la extensión fue mucho mayor. Hoy podemos encontrar infinidad de evidencias que nos permiten ver su huella y así también la localización de una de las Sinagogas que según investigadores es el actual Palacio Alenia (Consell Comarcal), en la Plaza de los Judíos un antiguo palacete que fue propiedad de un judío de renombre (actual restaurante El Call de Montblanc), la Plaza de los Ángeles rodeada de detalles de las construcciones y arquitecturas judías (entre ellas el restaurante Ángeles), a lo largo de la Calle Mayor, la calle Riber y otras más nos invitan a descubrir la historia de lo que alguna vez fue, es y será un lugar con encanto. Montblanc.

Patrizia Luna
presidenta Tarbut Montblanc