Jaén acogerá la segunda sede de la Casa Sefarad-Israel

 Jaén albergará la única sede de la Casa Sefarad-Israel fuera de Madrid, por lo que aspirará a convertirse en «epicentro de la cultura judía en el sur Peninsular», según Rafa Cámara, presidente de IUVENTA-Tarbut Jaén. La sede estará en el edificio de los antiguos Baños del Naranjo, en pleno casco histórico de Jaén, para lo que se rescatará el proyecto de rehabilitación elaborado por técnicos de la Junta de Andalucía a comienzos de esta década.

NOTICIA PUBLICADA EN IDEAL.ES

La capital jienense logra hacerse con la única sede fuera de Madrid de la Casa Sefarad-Israel

Los Baños del Naranjo albergarán la actividad cultural, económica y científica de este consorcio institucional que lidera el ministerio

08.12.09 - JOSÉ M. LIÉBANA | JAÉN. Se lo dijo uno de los principales divulgadores de la cultura sefardí en el mundo: «Solamente con Ben Saprut, Jaén tiene suficiente para figurar en el mapa mundial del judaísmo». Su nombre es Mario Cohen y preside el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí, y se lo dijo a Rafael Cámara, presidente de Iuventa, la asociación sociocultural de voluntariado jienense. Pues bien, Jaén no sólo fue la cuna de la primera gran figura del mundo hispanojudío, sino que también albergará la única sede de la Casa Sefarad-Israel fuera de Madrid, por lo que aspirará a convertirse en «epicentro de la cultura judía en el sur Peninsular», según Cámara: «Es una perita en dulce que otras ciudades ansiaban y hay motivos para estar muy contentos».

La sede estará en el edificio de los antiguos Baños del Naranjo, en pleno casco histórico de Jaén, para lo que se rescatará el proyecto de rehabilitación elaborado por técnicos de la Junta de Andalucía a comienzos de esta década, según informó el concejal de Cultura, José Montané, aunque mientras se acomete el proyecto podría tener sede provisional en el Palacio del Condestable, ahora en obras. La Casa Sefarad-Israel es un consorcio institucional creado hace tres años mediante a un acuerdo entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid. En el caso de Jaén colaborarán la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de la capital.

'Un puente entre España y la cultura judía' es el lema de la Casa Sefarad (nombre que los judíos dieron a España) y sus objetivos son profundizar en la cultura sefardí y judía, desarrollar los vínculos de colaboración entre ambas sociedades, buscar un espacio común y «aspirar a ser un instrumento de diplomacia pública, en la medida en que completa la red institucional formada por la Casa de América, la Casa Asia, la Casa Árabe y la Casa África, reforzando así el entramado de referencia para la acción exterior de España». Su contenido no son únicamente actividades culturales (cine, teatro, danza, conferencias, exposiciones, libros...), sino también económicas (colaboración entre empresas, ferias, seminarios), sociales (proyectos con otros países en inmigración, mujer, derechos humanos, periodismo), educativas (formar en la tolerancia y la convivencia), científicos (colaboración con instituciones israelíes, becas, intercambios) y, en general, dar a conocer las culturas española e israelí.

El casco histórico «Supondrá beneficios culturales y turísticos para Jaén indudables», afirma el presidente de Iuventa, convencido de que con los centros educativos proyectados, el casco histórico se convertirá en foco cultural, «aunque todavía no se vea». «La Casa Sefarad -añade- es poner a Jaén en el mapa de la cultura judía y darnos a conocer fuera. Y eso ha sido posible también porque ya había una conciencia previa de que hubo una importante comunidad judía». La sede de la Casa Sefarad servirá de paso para rehabilitar el edificio de las Baños del Naranjo, que fuera las Antiguas Carnicerías y, más recientemente, escuela, y que permanece en un estado de abandono total, a pesar de las periódicas reclamaciones sociales y políticas.

En la adjudicación de la sede a Jaén ha intervenido también el director gerente de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, Gerardo Ruiz Rico, catedrático de Derecho Constitucional de la UJA. Ben Saprut Ben Saprut, o Hasday ibn Shaprut (Jaén, 910 - Córdoba, 975), que aprendió hebreo, árabe y latín, fue médico y uno de los principales consejeros de los califas Abderramán III y de su hijo Hakam II. Ejerció en la práctica como un ministro de asuntos exteriores de le época, estableció alianzas del Califato de Córdoba con otras potencias y medió, por ejemplo, en la devolución del reino de León a Sancho el Craso.