LUCENA

Entrevista a Fernando Carbonell en el Diario de Córdoba

Juan M. Niza entrevista a Fernando Carbonell, presidente de Tarbut Lucena, con motivo de la conferencia que impartió en Córdoba el martes 23 de noviembre: "La Luna de Lucena. Un gráfico sefardí de la creación: Cábala y Canto". La conferencia se celebró en la Fundación Bodegas Campos. La entrevista apareció publicada en la contraportada de Diario de Córdoba el 23 de noviembre.

 

 

"En mi conferencia el filósofo siente y, entonces, canta"

23/11/2010 JUAN M. NIZA
Empezó presentando esta peculiar conferencia en Toledo, luego en Madrid, pronto Barcelona... Tratándose de Lucena y del mundo judío, supongo que no le ha costado traerla.
Soy de Córdoba. Mi familia lejana tenía una finca en Lucena a donde iba de pequeño (el campo es muy importante para un niño) y, además, la mujer que me crió era de Lucena. De hecho, la conferencia va en parte dedicada a ella. Por todas estas circunstancias, y aunque ya me había acercado hace tiempo al mundo sefardí (me inició Sofía Noel, que fue la que comenzó a divulgar el patrimonio musical sefardí hace medio siglo inició), acepté la presidencia de Tarbut Lucena, una asociación para estudiar los temas judíos.

La religión judía viene marcada por la Ley, por ese contrato entre el pueblo y Dios. La Ley lo impregna todo. ¿Es una filosofía de abogados?
(Ríe) Es una forma de decirlo, pero siempre ha habido una lucha entre esa Ley Divina y conceptos como el amor. El cristianismo fue uno de esos episodios en la historia del judaísmo.

Me han dicho que su conferencia rompe moldes.
Un amigo de Israel quiere que la presente también allí. Pero yo lo considero muy sencillo: es una conferencia en la que el filósofo siente y, entonces, canta...

(Interrumpo). ¿Usted canta?
Sí, claro.

No lo sabía.
Además, ahora que se habla tanto del flamenco, yo les encuentro muchas raíces. La primera canción sefardí que canto podría llamarse una protoserrana . Y además están las fotos de mi hija, Debla. La conferencia es de la experiencia cabalística, que se basa en el amor. Se explica la cábala con palabras, canciones y con imágenes, es una reflexión sobre los sentidos. Se dice que "el alma del justo tiene un vestido de 15 olores", y yo también rememoro olores y sabores. Por ejemplo, al final de la segunda conferencia, el próximo martes, el fino de Lucena sirve para explicar la décima sefirat.

¿Para cuándo el Sefardí será Patrimonio de la Humanidad? Está en las últimas.
Lamentablemente, es así. Se hablará, pero en las universidades.

El adiós judío dice: "La próxima primavera, en Jerusalén". ¿Para cuándo en Lucena?
Una paradoja: aún no he dado la conferencia allí. Lo intentaré.

¿Hay cosas que no se pueden contar y hay que cantarlas?
Decía el Libro del Esplendor que "en el cielo hay mansiones que solo pueden conocerse mediante el canto".

Leer en la web: www.diariocordoba.com