MARBELLA

Un encuentro en Córdoba que nos ha invitado a un viaje en el tiempo

 Crónica de Rozita Illes.
II Coloquio Internacional “Sefarad: Memorias, Identidades y Diásporas”, organizado por Casa de Sefarad, del 3al 6 de junio.

El coloquio fue inaugurado por el profesor, Haim Vidal Sephiha, profesor emérito de la Universidad La Sorbona de Paris, fundador de “Vidas largas” y JEAA “judeo-español a Auschwitz”. El testimonio del profesor Vidal, sobreviviente del Holocausto de Auschwitz, trató acerca de las reflexiones del profesor sobre la vida, el dolor, el aprendizaje de la supervivencia mientras permaneció prisionero en el campo de exterminio de Auschwitz.

Un hombre lleno de vida, conocimiento y humor que nació en Bruselas en 1923, nos enseñó qué camino uno debe coger, pase lo que pase, en su vida: el camino de la esperanza, del conocimiento y el respeto con buen sentido de humor.

El jueves 4 de junio tuvimos la oportunidad de escuchar al profesor Ephraim Riveline “sobre la contribución de la narrativa sefardí oriental a la literatura israelí".

El sociólogo y escritor Arrik Delouya habló sobre el judaísmo de Marruecos, memorias e identidades. El escritor e historiador Robert Assaraf nos informó sobre los encuentros de los judíos de Tetuán con España durante la guerra hispano-marroquí de 1860.

La conferencia del segundo día del coloquio terminó con la presentación del libro de la profesora Tamar Alexander La palabra en su hora es oro : El refrán judeo-español en el Norte de Marruecos.Tamar es profesora titular del Departamento de Literatura Hebrea y sección del folclore de la Universidad Ben Gurion del Negev en Beer Sheva y también es directora del Centro Moshe David Gaón de Cultura judeo-española. La profesora Alexander ha publicado más de diez libros e editado once antologías literales y, entre ellos, Érase una vez... Maimónides. En su ultimo libro, La palabra en su hora es oro, Tamar ha recogido los refranes de la Haquitía, judeo-español del Norte de Maruecos, comparándolos con los refranes españoles y proverbios hebreos.

El tercer día tuvimos la oportunidad de escuchar a Eliezer Papo, un amigo de toda la vida, profesor del departamento de Literatura hebrea de la Universidad Ben Gurion del Negev y vicepresidente del centro Moshe David Gaon de Cultura Judeo – Española. Investigador de la herencia y cultura judeoespañola, especialmente en los Balcanes, a través de su libro Ágada de los partizanes nos explicó cómo el humor, en los momentos difíciles de la segunda guerra mundial, pudo servir como terapia.
 
Sebastian de la Obra, historiador, bibliotecario y documentalista, fundador de la magnifica Casa de Sefarad, ha publicado numerosos textos sobre historia de Andalucía, especialmente sobre los culturales andalusí y sefardí. Sebastian habló de que España carece de investigación sobre las diásporas y nos hizo reflexionar sobre este tema tan importante que atraviese la historia.
 
La profesora de lengua hebrea moderna y bíblica Orna Baziz es autora del libro Hagadat Agadir, cuento de una ciudad destruida. En la mente de todo habitante de Agadir cuya vida haya pasado el medio siglo encontramos un momento histórico y amargo. 1960, el año en el que un terremoto destrozó por completo la ciudad por mucho tiempo, no se mencionaba entre supervivientes por la memoria dolorosa. Orna ha conseguido abrir sus corazones y poner sus testimonios en el libro Hagadat Agadir.
 
A este encuentro tan importante vinieron representantes de Tarbut Sefarad de Rota, Mijas, Marbella, Sevilla, Jerez de la Frontera y Córdoba.
 
Todos juntos no disfrutaríamos de un ambiente tan mágico sin los esfuerzos de Sabastián de la Obra, su grupo de música sefardí “Aljama”, su encantadora esposa Rosana, su asistente, amigo y conocedor de cultura judía, Jaime Sánchez.
 
La ceremonia del Shabat fue conducida por Rav Jacky Kadoch, presidente de la Comunidad de Marrakech, una persona encantadora, en la Sala de la Sinagoga de Casa de Sefarad, que lleva el nombre de "Henry Kadoch Z", y continuó con la cena en el patio de Casa de Sefarad con la cena preparada por Sra. Kadoch y Jaime Sánchez.
 
¡Este encuentro ha sido algo como hacer un viaje en el tiempo!
 
Shalom,
Rozita