MARBELLA

Rozita Iles nos explica algunos detalles de su libro 'Mi cocina Ashkefard'

Mi intención es unir más las dos culturas de un solo pueblo a través de la cocina, porque la cocina judía es totalmente internacional, dadas las condiciones que se crearon alrededor de los judíos emigrantes, asentados en diferentes partes del mundo. Las diversas costumbres que trajeron consigo y las nuevas costumbres que luego fueron adoptando en sus nuevos lugares de  residencia hicieron de cada plato una nueva variedad sobre la base de la tradición judía.

La cocina judía es un arte, el arte de prepararla y de servirla. Tiene sus leyes de comportamiento en la mesa, su orden y su tradición.

En este libro trato de unir  los  sabores y los aromas de unas recetas especiales y  tradicionales de la cultura hebrea de Europa central, de Los Balcanes y de Oriente Próximo. Este libro es una guía de comida judía en general, de esas comidas que no pueden faltar en determinadas ocasiones.

No he podido escribir este libro sin mencionar a las madres judías. Tienen más de 5770 años. Son mujeres con mucho camino recorrido, mucha tierra prometida, mucha diáspora e historia, son una experiencia arcaica.  Son “las madres elegidas por D-os”, sagradas como la Torá. Son una reliquia que pasa de generación en generación y de familia en familia, no se derrochan, no se pueden mudar y no desaparecen

La cocina judía, tanto sefardí como asquenazí, esta basada en las normas del Antiguo Testamento y  en una serie de leyes muy estrictas. Kasher es una palabra que se utiliza tradicionalmente para describir todas las leyes de la comida. Dichas reglas, interpretadas y transmitidas a lo largo de los siglos, establecen con precisión qué alimentos son considerados como puros, o sea, cuáles cumplen con los preceptos de la religión.

Las festividades judías son muy importantes  para cada judío; sea o no religioso, son una parte de nuestra cultura y nuestra tradición, y, por  tanto, les dediqué un importante espacio en este libro.

Nuestras abuelas eran muy sabias y utilizaban remedios naturales para todo, entre otras cosas como medicina natural casera y para belleza corporal. También les he dedicado un espacio en el libro.

Y para terminar añadí algunos refranes en judeo-español (antiguo castellano) que todavía se recitan en casi todas las casas sefardíes del mundo...

Rozita Iles Musafia
Presidenta de Tarbut Marbella