Apostamos por llevar las actividades allá donde están los amigos de la cultura judía. Por eso nos gustan las giras: son itinerarios culturales que nos permiten llevar una misma actividad a varias ciudades de la red Tarbut Sefarad.

Miquel Segura

El paso de Miquel Segura por Pamplona

Crónica de FELIPE CAMBRA.
Cuando acabó su conferencia, le felicité sinceramente a Miquel Segura, aún estaba el público en la sala, estábamos recogiendo los papeles y unos y otros se saludaban, con la emoción de lo escuchado vibrando en el ambiente.

Me esperaba una disertación un poco árida y me encontré con un discurso sobrecogedor, temía que algunos se aburrieran con  las lecciones de historia y tuvimos un diálogo de corazón a corazón entre Miquel Segura y A.N. A mi  lado estaba un hombre honesto, que dijo un aluvión de experiencias profundas y al que verdaderamente me rendí.

Las palabras de Miquel Segura fueron un regreso a la inocencia que le ha acompañado toda su vida.
Para el turno de preguntas, había rogado a un par de amigos que realizaran una pequeña intervención, no es malo tener aliados en el público, pero ninguno de ellos quiso decir nada para no interrumpir la atmósfera íntima que nació alrededor de la identidad personal. Era complicado que lo que uno añadiera a la conversación no sonara frívolo.

Afuera Pamplona otoñal, que invitaba a la tertulia de amigos. En el público estábamos unos 12, que no olvidaremos las palabras desgarradoras de un chueta que pasó por esta ciudad, un poco afrancesada y nostálgica.

Con estas conferencias estamos construyendo un grupo cercano a la cultura judía de personas que estábamos dispersas y solitarias en Pamplona.  Al acabar la conferencia realicé un llamamiento para acudir al mismo hotel, el último miércoles de noviembre, para seguir la conferencia de Mario Sabán, El judaísmo de Jesús