Vídeo sobre Hasday Ibn Shaprut

Vídeo sobre el erudito y poeta judío Hasday Ibn Shaprut, uno de los grandes humanistas del Califato de Córdoba, que nació en Jaén en el 910 o 915. El video está grabado en inglés. Adjuntamos una transcripción del texto en inglés y su traducción al castellano...

Acceder a vídeo 

 

TRADUCCIÓN DE EVA FERNÁNDEZ BERRIOS

En la corte de Abderramán III está también el erudito y poeta judío Hasday Ibn Shaprut. Él también hizo de emisario diplomático y de médico personal del rey.

Trató a Abderramán de una enfermedad y lo curó. Así que, imagínatelo, si alguien te ha curado de una enfermedad, que puede ser fatal, especialmente en esta época, esa persona es alguien en quien vas a confiar mucho. Y Abderramán III y Hasday Ibn Shaprut cultivaron una relación de profunda confianza, que les benefició mutuamente. De hecho, él era mucho más que un médico. Porque, en esta época, si eres un hombre culto, si eres un hombre de religión y un hombre de ciencia, tendías en cierto modo a interesarte por todo.

Las habilidades médicas de Ibn Shaprut resultaron muy útiles en la corte de Abderramán III. El conocimiento científico fluye hacia Al-Ándalus desde el Este.

Existía una comunicación entre los distintos científicos y sabemos, por ejemplo, que había personas realizando experimentos científicos, y personas que, sin haberse visto, realizaban simultáneamente experimentos científicos, observaciones de fenómenos astronómicos, etcétera.

Hay un texto sobre el califa Abderramán III, que estaba en contacto con el emperador bizantino. Éste le mandaba muchos libros y muchas personas que sabían árabe para traducirlos.

Es el erudito judío, Ibn Shaprut, quien facilita las traducciones de estas grandes obras clásicas científicas, traídas de los bizantinos cristianos hasta la corte de Abderramán III. Una de estas obras es una copia del libro de Dioscórides, escrito en griego.

Dioscórides fue un médico que vivió en el siglo I de nuestra era. Viajó mucho con el ejército romano y llevó a cabo observaciones de varios fenómenos botánicos, de plantas que tenían uso medicinal.

Ibn Shaprut trabaja con los emisarios bizantinos en las complicadas traducciones.

Parece que sabía latín, aunque no muchos judíos sabían latín en aquella época. Por tanto, fue capaz de tender puentes entre el árabe y algunos de estos documentos, para cuya traducción se necesitó una tercera persona, porque los textos médicos que llegaban estaban en griego. Así que se recurrió a un monje oriental. Ése era el modo en el que se solía traducir, suele haber unas tres personas implicadas.

Por tanto, básicamente lo que la civilización islámica consiguió fue traducir y absorber todo el conocimiento de las propias civilizaciones y contribuir a él.

Como erudito con talento, Ibn Shaprut también fomenta el desarrollo de la poesía dentro de su comunidad judía.

 

 TRANSCRIPCIÓN EN INGLÉS

COLABORACIÓN DE ELIZABETH ADAMS

Also at Abd-ar-Rahman III’s court is the Jewish scholar and poet Hasday Ibn Shaprut. He too acted as a diplomatic emissary and as the king’s personal physician.

He treated Abd-ar-Rahman for an illness and he cured him. So, you can imagine, if someone has cured you of an illness, which might be fatal, particularly at this time, this is someone who you’re gonna have great faith in. And Abd-ar-Rahman III and Hasday Ibn Shaprut cultivated a relationship of profound trust, which was mutually beneficial. And in fact he was much more than a doctor. Because, at this time, if you are a learned man, if you are a man of religion and a man of science, you tended to kind of dabble in everything.

Ibn Shaprut’s medical skills proved valuable at Abd-ar-Rahman III’s court. A scientific knowledge flows into Al-Andalus from the East.

There was communication between the various scientists and we know, for example, that there were people conducting scientific experiments, and people who haven’t seen each other, they were conducting simultaneously scientific experiments, observations of astronomical phenomena and so on.

There is this text about caliph Abd-ar-Rahman III, who had contact with the Byzantine emperor in Byzantium, who sent him a lot of books and a lot of people to translate them, who knew Arabic.

It is the Jewish scholar, Ibn Shaprut, who facilitates the translations of these great classical works of science, brought to Abd-ar-Rahman III’s court from the Christian Byzantines. One of these works is a copy of the book of Dioscorides, written in Greek.

Dioscorides was a physician who lived in the 1st century of the Common Era, who travelled widely with the Roman army, and he conducted observations of various botanical phenomena, plants which had medicinal usage.

Ibn Shaprut works with the Byzantine emissaries on the complicated translations.

He seems to have known Latin although not that many Jews knew Latin in that period and therefore was able to bridge between Arabic and some of these documents, that took a third party to translate, because the medical texts that came over were in Greek. So it took an Eastern monk to. But that was the way translation was often done, there are often like, three people involved.

So basically what the Islamic civilization accomplished was it translated and absorbed all of the knowledge of the very civilizations and added and contributed to it.

As a gifted scholar, Ibn Shaprut also fosters the development of poetry in his Jewish community.