Noticias

Miquel Segura en el Congreso del Limmud celebrado en Estambul

Tarbut Sefarad ha estado un año más presente en Estambul, en el Congreso del Limmud, esta vez de la mano de Miquel Segura. El escritor y periodista mallorquín, presidente de Tabut Mallorca, ha participado en este gran acontecimiento, que reúne a 1.300 personas y a un gran número de personalidades invitadas, de diversos países del mundo, dando una conferencia sobre la cuestión chueta y, más concretamente, sobre su Retorno al judaismo, que tuvo lugar hace poco menos de un año.


Miquel Segura se emocionó mucho al tener ocasión de dirigirse en español a un gran número de judíos sefardíes turcos, que siguieron su explicación a través de la lengua -el judeoespaño- que han conservado a lo largo de más de 500 años. En Turquía, como en otros países a los que ha acudido Miquel Segura, la cuestión chueta es absolutamente desconocida, incluso entre los expertos de la comunidad judía de Estambul. Nuestro presidente mallorquín tuvo ocasión de presentar su libro "Raíces chuetas, alas judías", que llegó a Estambul gracias al patrocinio del "Institut d'Estudis Baleàrics y el Institut Ramon Llull, que financiaron la compra y el traslado de 50 ejemplares de la obra en castellano, que fueron distribuidos gratuítamente entre los asistentes a su conferencia.

Miquel Segura se mostró muy satisfecho de poder compartir la alegría de su Retorno con descendientes de aquellos judíos españoles que fueron expulsados por la intolerancia católica de un país que amaban y que, paradójicamente, siguen amando. Precisamente, el final de la conferencia de Segura, se cerró con estas emocionadas palabras:"vosotros estáis aquí, seguís siendo judíos y yo estoy con vosotros como judío. Hablamos la misma lengua y rezamos al mismo D-os. La Inquisición ha fracasado"."

Las intensas jornadas del congreso del Limmud se iniciaron en la noche del viernes con una sentida celebración del shabat en la sinagoga de Kortakoy. Posteriormente se celebró una cena en la que Miquel Segura y su esposa Margalida, tuvieron ocasión de cantar las mismas canciones que entonan los viernes por la noche en la sinagoga de Palma. Fue una velada inolvidable, que compartieron con personalidades llegadas especialmente desde Israel, y con el presidente de todas las comunidades judías de Turquía, Sami Herman.

En la jornada del sábado, ya finalizado el día sagrado, tuvo lugar la solemne apertura del Congreso con un espectáculo inolvidable, que se celebró en el amplio auditorio de la Escuela Judía de Estambul. Especialmente emocionante resultó la intervención de un grupo de danzas israelí en el que participaron bailarines inválidos. Como muy bien dijo un acompañante de Miquel Segura "sólo un país como Israel y una causa como la del Pueblo Judío pueden concitar tanto entusiasmo en unas personas afectadas por tan importante minusvalía". Las distintas actuaciones entusiasmaron al público. Posteriormente, LIMMUD obsequió a sus invitados con una cena de gala.

Miquel Segura se propone escribir una serie de crónicas de un evento que le ha impactado de manera muy especial. "Nunca penseé -declaró- que en un pais como Turquía viviría mi judeidad con tanto entusiasmo".

{igallery 144}