Noticias

Miquel Segura, en el IV Seminario Internacional sobre Antisemitismo

Por Miquel Segura [Tarbut Mallorca].
Pasé varios días en Madrid, dos de ellos inmerso en el IV Seminario Internacional Sobre Antisemitismo, al que fui amablemente invitado por la Federación de Comunidades de Judías de España y en la que participé como ponente. Fue un privilegio impagable compartir experiencias y conocimientos con personalidades de la talla de Joan Juaristi, Jorge Trias Sagnier, Esteban Ibarra, o el historiador británico Phillip Spencer de la Universidad Kingston de Londres, entre muchos otros.
Estábamos allí, en el espléndido edificio cedido por “Banca Cívica”, reflexionando sobre la pervivencia del antisemitismo en España cuando llegaron los antisemitas a darnos la razón. Casi que dejaron cumplido el objetivo del seminario en la primera jornada, pues las pintadas judeófobas que aparecieron a las puertas del local en la madrugada del jueves 1 de diciembre confirmaban las aseveraciones de los expertos. Ahí estaban, para quién quisiera verlas, una demostración más rotunda que las que pudieran inferirse del debate académico. El profesor Luis Pérez, de la Universidad de Puerto Rico, no podía dar crédito a lo que veía. “En Estados Unidos -nos dijo- el menor comentario antisemita es perseguido de oficio por los fiscales”. “No se trata -rubricó- de la defensa de los judíos, sino de salvaguardar los principios que inspiraron la construcción de nuestro país”. Otro reto -y no ciertamente fácil- para el gobierno de Mariano Rajoy

Del seminario me impresionó el nivel de los participantes. Los distintos temas fueron agrupados por mesas y seguidos todos ellos por un numeroso público, hasta el punto de que algunas personas tuvieron que permanecer de pié. Sin ánimo de establecer comparaciones, yo destacaría la mesa titulada “El anti judaísmo en la cultura hispana: España y América Latina”. También resultó muy interesante la mesa redonda titulada “No soy antisemita, soy anti israelí: el nuevo antisemitismo a debate” en la que destacó el ingenio dialéctico de Gabriel Albiac. Yo participé en la última sesión del seminario con el honor de compartir mesa con Uriel Macías, Isaac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España y Justo Lacunza, Rector Emérito del Instituto Pontificio de Estudios Árabes e Islámicos. Hable del antichuetismo en Mallorca y de sus diferencias sustanciales con el antisemitismo. También aproveché la circunstancia para anunciar las grandes novedades que en 2010 se han producido en el entorno de los chuetas: el acto de reconocimiento y desagravio por parte del gobierno de las Islas Baleares y el dictamen del rabino Karetliz -dado a conocer en julio- según el cual los chuetas somos judíos: “Benei Israel, hijos de Israel”. Un numeroso público siguió mi intervención y al final muchos vinieron a felicitarme por mi Retorno al Pueblo Judío. Fueron dos jornadas muy intensas que llenaron mi bloc de notas de ideas nuevas, algunas contradictorias, que habrán de servirme -y serviros a todos- para continuar en el camino emprendido.