Red Tarbut

Pamplona acogió con éxito una de las presentaciones de la nueva obra de Mario Sabán

 Crónica de Felipe Cambra.
A Mario Sabán le bastaron 20 minutos para comprimir su libro, antes  Domingo Ramos Lisson  (sacerdote católico  le abrió el camino diciendo, más o menos: Que es bueno que un judío escriba sobre Jesús; que lo que nos une es mayor que lo que nos separa; que la Biblia es el alma del Pueblo de Israel;que Jesús fue un judío que observó la ley de Moisés. Estos contenidos, a su vez, estaban extraídos de la obra de Mario Sabán, El judaísmo de Jesús, que era la obra que se presentaba esa noche en Pamplona.

El presidente de Tarbut Sefarad nos fascinó diciendo muchas cosas y muy deprisa. Desde la mesa de los conferenciantes, estuve leyendo los rostros felices del público, que no tuvieron ni un momento para pestañear. Mario triunfó, fue hasta la línea frontera que separa la historia de los credos religiosos, pero no la cruzó. Sin salirse del contexto histórico de la época nos explicó las claves del mensaje de Jesús y esperó a las preguntas del público para decirnos los límites personales que ha tenido escribiendo este libro.

Incluso a las intervenciones más agresivas, Mario fue capaz de suavizarlas. Domina la habilidad del diálogo y es diplomático, flexible. Creo que Mario podía haberse extendido más, pero un respeto admirable le impide maltratar a los asistentes a sus conferencias con intervenciones demasiado largas.

Esta obra marcará un hito en la investigación sobre Jesús porque ha sido exquisito en el respeto a la objetividad de la historia, nada se dice gratuitamente, todo está medido, elaborado con coherencia.

Al acabar su exposición, algunos amigos se acercaron a mí radiantes de lo escuchado, con el convencimiento de haber ido a las fuentes de buena parte de nuestra identidad.

Para mí la visita de Mario fue demasiado fugaz, se lo he dicho por email y nos ha propuesto un curso intensivo, que trataré de vender como si fuera la mejor mercancía.

No esperen mucho para comprar y leer este libro: El judaísmo de Jesús.