Tarbut Sefarad

Apoyo a la rehabilitación del capitán portugués Barros Bastos

El capitán del ejército portugués Barros Basto fue un hombre que ayudó a los anusim portugueses (descendientes de los judíos conversos) en el siglo XX. La comunidad de Oporto está impulsando una petición al gobierno de Portugal para rehabilitar su figura y está reuniendo firmas. En su momento, el capitán Barros Bastos perdió su rango en el ejército, y demás privilegios, por sus actos en pro de los anusim. Leer +.

Es por este motivo que se intenta reivindicar su nombre y corregir el error histórico que se ha realizado con su persona. Tarbut Sefarad muestra su apoyo a esta iniciativa. Para cursar la petición al gobierno portugués se necesitan 2.500 firmas. Por ello, os animamos a firmar la petición de rehabilitación del capitán Barros Bastos. Podéis hacerlo entrando en la siguiente dirección:

Firmar por la rehabilitación del capitán Barros Basto

 

 CARTA DE PETICIÓN DE REHABILITACIÓN DEL CAPITÁN BARROS BASTO

Al Presidente de la República, Presidente de la Asamblea de la República y Primer Ministro de Portugal,

Arthur Carlos de Barros Basto fue un valeroso capitán del ejército portugués que briosamente sirvió al país. En la ciudad de Oporto, fue uno de los héroes que ondearon la bandera de la República el 5 de Octubre de 1910.

Barros Basto siempre guió su conducta por elevados patrones morales, lo que sería inherente a un condecorado capitán portugués, en las trincheras de la 1ª Guerra Mundial y buen padre de familia.

¿Cuál fue el crimen de Arthur Carlos de Barros Basto? Se convirtió al judaísmo y ayudó a cientos de compatriotas al retorno a la fe de sus antepasados forzosamente convertidos al catolicismo, en el tiempo del Portugal Inquisitorial.

El Nuevo Estado persiguió a este hombre hasta lograr expulsarlo del ejército portugués, al cual Barros Basto consideraba una segunda casa.

El proceso de la causa está lleno de trampas y escenificaciones de un estado totalitario que quería a toda costa denigrar la imagen de un héroe de la república y judío.

Hoy, pasados tantos años de democracia y de esfuerzos realizados junto a las autoridades políticas y militares de Portugal, todavía no se ha conseguido lograr la revisión del proceso de Arthur Carlos de Barros Basto.

Estos firmantes no claman por una inocencia declarada por vía administrativa. Pedimos sólo que sea nombrada una comisión con vista a la reapertura del proceso, pues tenemos entera confianza que este gesto bastará para que las autoridades nacionales puedan percibir la inocencia del capitán Barros Basto y así hagan justicia a su nombre, carrera y honra.

En un tiempo en que ser judío podía acarrear la muerte y la persecución, Barros Basto jamás aceptó volver atrás en su decisión de convertirse al judaísmo. La libertad de espíritu y de pensamiento, por la cual Barros Basto luchó, serán en el caso de vuestras Excelencias acepten esta petición, el mayor himno a la dignidad y a los valores de La República que honran servir.