OVIEDO

Exposición sobre Januká en Oviedo

 Artículo de Aída Oceransky. Gracias a la colaboración de la Federación de Comunidades Judías de España hemos podido traer a Oviedo la exposición sobre Januká, que consiste en 9 paneles con fotografías en los que se explica esta fiesta del calendario judío. Además hemos instalado una vitrina con diferentes modelos, tanto clásicos como modernos, de Janukiot (candelabros específicos de esta fiesta), velas y sevivonim (perinolas que utilizan los niños).


El acto de inauguración contó con la participación institucional de la Concejal de Turismo del Ayuntamiento, Sra. Carmen Manjón, miembros de la Comunidad Israelita del Principado de Asturias y gente que se acercó al acto.

Al estar instalada en la Biblioteca Pública “Pérez de Ayala”, situada en el corazón de la ciudad en la Plaza del Fontán, sabemos que tendrá muchos visitantes, dada su situación estratégica.

La fiesta de Januká se celebra el 25 de Kislev y dura ocho días. Este año empieza el 21 de diciembre por la tarde y las ocho velas se encenderán el 29 de diciembre. En el calendario gregoriano corresponde al mes de diciembre.

Históricamente  el origen de Januká nos remonta al año 168 a.e.c. cuando Antíoco IV Epífanes, rey de la dinastía Seléucida, con capital en Siria, tras haber tomado Jerusalén, prohibió el judaísmo y ordenó consagrar el Templo a la adoración de dioses paganos.

Un grupo de judíos de la familia de los Jashmonaím, liderados por Matitiahu y sus hijos, los Macabeos, se rebeló combatiendo heroicamente contra un ejército muy superior hasta conseguir derrotarlo.  El 25 de Kislev del año 165 a.e.c. el Templo fue de nuevo santificado.

El milagro de Januká se produjo ese mismo día cuando, al entrar en el Templo, sólo encontraron allí un frasco de aceite puro que tenía el sello del Kohen Gadol (Sumo Sacerdote) Sin embargo, con ese aceite la Menoráh del Templo permaneció encendida durante ocho días, mientras obtenían nuevamente aceite.

 Así nuestros sabios decretaron que estos ocho días - a partir del 25 de Kislev-  sean días de alegría y de alabanza, y que en ellos se enciendan luces durante ocho noches, para mostrar y difundir el milagro ocurrido.

JANUKÁ viene de la palabra hebrea "Khanu" que significa 'y ellos descansaron'  en alusión al fin de tantas luchas, y las letras hebrea "Kaf" y "He" que forman el número 25, por el 25 de Kislev.

La MENORÁH (candelabro tradicional de siete brazos) que se usa en Januká se llama hanukiyah y lleva nueve velas, una por cada día de la fiesta, y la novena que prende las otras y se llama shamash.