En la prensa

Ecos de un pueblo hebreo

24/08/2008  I  Publicado por DIARIO JAÉN.
El legado judío que existe en la ciudad es riquísimo y la programación de Visitas Guiadas por la Judería, que impulsa el Ayuntamiento, trata de dar a conocer la historia que sigue latiendo en las calles y en las piedras de los edificios.


         
Victoria Peinado / Jaén
“Ecos de un pueblo hebreo. Las leyendas de la judería” es el título de una de las visitas programadas por el Ayuntamiento y que se desarrolló el pasado viernes. Jaén pertenece a la Red Española de Juderías y Caminos de Sefarad. Se organizan todos los años actividades que dan a conocer el panorama histórico del legado judío que existe en la ciudad.
Eva de Dios, presidenta de la Asociación de Guías Oficiales de Jaén y guía oficial es la encargada de conducir estos viajes por la historia, a través de la arquitectura de las calles de la ciudad.
La visita “partió a las ocho de la tarde de la Plaza de Santa María”, comenta Eva de Dios. “Nos dirigimos a la calle Maestra, a la que se atribuyen muchas leyendas populares, de los judíos en Jaén, durante la Edad Media. Fuimos al Palacio del Condestable Iranzo, que fue en su época un gran defensor de los sefardíes.”
“La participación del viernes rebasó las expectativas que tenía, alrededor de doscientas personas asistieron”, asegura la guía oficial, “cuando entramos en el Salón Mudéjar, la gente no cabía”.
Asimismo, visitaron la judería y se relataron leyendas y curiosidades sobre los judíos jiennenses.
Una de las leyendas que se relataron fue la relacionada con el Condestable Iranzo. “Cuando participó en una procesión portando una cruz, al pasar por la calle Maestra unos judíos se abalanzaron para romperla y aparecieron una luz y una imagen de Cristo”, cuenta Eva de Dios.“Los judíos se arrodillaron y actualmente hay una hornacina con un Cristo en el lugar que se cuenta que sucedió”, explica. “Además, los asistentes fueron muy colaboradores, todos se quedaron hasta el final”, concluye la guía.