En la prensa

Cultura anuncia un plan integral para recuperar la idiosincrasia de la judería

25/08/2007  I  Publicado en DIARIO JAÉN.
El Ayuntamiento trabaja en un plan para devolver su esplendor a la judería. Lo manifestó, ayer, el concejal de Cultura, José Montané, en una visita para explicar la obra que se acometerá para la reapertura de la subsede de la Universidad Popular. Dotarla de electricidad costará 140.00 euros.

inmaculada espinilla/ jaén
“Todo está muy sucio y abandonado”. Esta fue la conclusión de José Montané al recorrer las calles de la judería. El aspecto de uno de los barrios más representativos de la ciudad no podía ser más desolador. Basura por los suelos, casas demasiado deterioradas, heces de animales... Un conjunto de elementos que convierten la judería en cualquier cosa menos en un lugar turístico. El edil de Cultura anunció un plan para recuperar su belleza, aunque advirtió que los ciudadanos deberán contribuir a su mantenimiento.
Pero el motivo de su visita era otro bien distinto. José Montané quería explicar la obra que se acometerá para poder reabrir la subsede de la Universidad Popular Municipal (UPM). “No fue un capricho nuestro cerrarla. No se podía encender el aire acondicionado, ni, tampoco, la calefacción. Un centro público por el que pasan unas cuatrocientas personas al día debe cumplir la Ley”, afirmó el edil.
El objetivo primordial del equipo de Gobierno es dotar la Universidad Popular de electricidad. Para ello, se abrirá una zanja (de un metro de ancho por setenta centímetros de fondo) que atravesará el corazón de la judería. La obra comenzará en la calle San Andrés y continuará por la Plaza del Rostro y la calle de Santa Cruz. La tarea es muy complicada por la idiosincrasia del terreno. Las vías son tan estrechas que, tal y como detalla Montané, las máquinas no podrán entrar, por lo que los operarios tendrán que hacerlo a mano.
El concejal de Cultura advierte de que el plazo de ejecución de la obra será de entre cuatro y cinco meses. Además, su coste, según los cálculos de José Montané, oscilará entre los 140.000 y los 150.000 euros. “Nuestro objetivo es utilizar el transformador de la calle San Andrés y, desde ahí, crear un circuito que sirva para abastecer tanto a la Universidad Popular como al Imefe”, apuntó.
Una vez más, Montané censuró la gestión del Partido Popular. “Esto es como lo de las instalaciones deportivas, pero más grave. Es una vergüenza que un edificio público no cumpla la Ley. Todo es consecuencia de la fiebre de inauguraciones”, criticó.
Respecto a los alumnos, detalló que tendrían que reubicarse o esperar a que el centro cumpla los requisitos mínimos.
Sede principal. El concejal de Cultura comentó también el estado de “deterioro” y “abandono” que sufre la Universidad Popular ubicada en la Avenida de Andalucía. “No sé si se tendrá que cerrar parcialmente. En los últimos doce años nadie se ha preocupado de mantenerla”, aseguró.
Entre sus deficiencias, José Montané se centró en la inseguridad de la caldera. Según afirmó, hay un riesgo de explosión si se enciende. Instalar una nueva costará unos 70.000 euros. Además, la sede central de la UPM tiene un problema con la luz eléctrica sobre el que trabajarán.

Enlace a la noticia