Reportajes

Rafael Cámara, un luchador por recuperar el casco antiguo

 5/4/2009  I  Publicado por ideal.es
«En Jaén hay demasiada subordinación y poca lucha»
Hablar de Rafael Cámara es hablar de amor al casco antiguo, es un hombre que no ha temido las críticas a cambio de lograr que se recupere un pedacito de la historia de Jaén.
Se ha ganado a pulso que muchos lo consideren 'la voz' de las voces expertas en el casco antiguo de Jaén. Rafael Cámara conoce cada uno de sus edificios históricos, de sus callejuelas, de sus leyendas. Y le duelen cada una de sus grietas, de sus adoquines levantados o de las fachadas desconchadas como si de su propia casa se tratasen. «¿Que cómo me empecé a especializar en el casco antiguo de Jaén? Cayó por su propio peso», se pregunta y se responde.

 

La labor 'activista' de Cámara empezó a hacerse visible en el año 1991. Pertenecía al grupo de jóvenes de la parroquia de Santa Isabel. «Hubo un momento en el que decidimos que no era suficiente lo que hacíamos, y que queríamos colaborar con la problemática que había en nuestro barrio y ayudar a las numerosas familias que vivían en el umbral de la pobreza», recuerda. Al poco tiempo nació la asociación sociocultural y de voluntariado Inventa. Su premisa de antes y de ahora no ha cambiado ni un ápice: «La cultura es una forma de acabar con las desigualdades sociales y de trasmitir valores».

Con los años Santa Isabel evolucionó hasta convertirse en el barrio humilde y agradable que es hoy y donde las necesidades socioeconómicas de hace dos décadas son casi anecdóticas. Simultáneamente, Inventa comenzó a acercarse más al casco antiguo, un lugar que les deslumbró por su belleza y que, pese a su descuido, les hizo reafirmarse en su idea de que explotar al máximo la potencialidad turística de una zona es sinónimo de ofrecer una vida más agradable, de empleo y dinamización a las familias que en ella viven.

Enumerar cada uno de los logros que las reivindicaciones de Inventa y el espíritu eternamente luchador que Inventa ha conseguido desde entonces sería casi imposible debido a su número. Entre las que más satisfacción producen a Cámara destacan la inclusión en el año 2005 de la judería jienense en la Red de Juderías, la celebración en la capital del V Centenario del Nacimiento de Andrés de Vandelvira, que el albergue juvenil se hiciese donde se hizo (algo que se consiguió gracias al apoyo de la asociación Puerta Abierta), la reciente decisión municipal de no edificar viviendas en el Solar de San Andrés (APA III) y trasladar allí el Instituto de Secundaria de Los Uribe pero, sobre todo «haber logrado que el conjunto histórico sea conocido entre la población». «Porque no es que los jienenses no se interesasen por sus monumentos, es que hace diez o doce años había técnicos municipales que desconocían lo que era el Pepri o que ni siquiera sabían que el casco antiguo de Jaén estaba declarado como conjunto histórico», afirma.

Como referencia del voluntariado cultural en Jaén, Rafael Cámara puede presumir de no haber callado nunca, ni de «haberse dejado callar». «Hemos conseguido que, poco a poco, se cuente con la palabra de Inventa, y cuando no se ha contado, Inventa también ha hecho que se escucha opinión, otra cosa es que a veces no nos hayan querido reconocer», indica.

Nacido en Jaén pero residente en Barcelona desde los catorce meses y hasta los catorce años, Cámara no teme en decir que ama la tierra «que desde niño concibió como un paraíso». Lo que le preocupa, sin embargo, es el conformismo que a veces predomina entre los jienenses. «Hay demasiada subordinación y poco espíritu de lucha», se lamenta. «Y no es que haya que estar siempre quejándose, sino reivindicar siempre que se ofrezcan alternativas. Eso es lo que siempre he intentado hacer, desde Inventa o desde cualquier otro de los cargos que he ocupado», continúa en referencia a su labor en organizaciones como Unicef o la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. Confiesa que, desde niño, sabía que contaba con una vocación que tenía que explotar. Y lo seguirá haciendo mientras pueda y mientras le dejen. Porque Rafael Cámara es así.

 

LA ORGANIZACIÓN
Diferentes líneas de trabajo

Jaén, la más misteriosa de Andalucía: Se organizan visitas guiadas y ya se está elaborando un DVD y una guía que potencian el turismo de Jaén basado en sus misterios, leyendas y tradiciones.

Tarbut Jaén:
Dedicada a la recuperación y rehabilitación de la judería jienense. Pertenece a la red nacional Tarbut Sefarad. Intenta inculcar los valores del mestizaje y de la diferencia como forma de entendimiento, además de reivindicar el paso de los judíos por la ciudad jienense y recuperar físicamente la judería.

Talleres: De temática y público variado: manualidades con la infancia, juegos tradicionales... etc
Formación voluntariadoTodos los años se organizan seminarios de formación a voluntarios de Iuventa (que cuenta con más de 20 voluntarios activos y cerca de 200 socios). Además, hay una jornada de voluntariado con diferentes asociaciones de la capital.

Solidaridad con el Tercer Mundo:
A través de diferentes actividades, la organización recauda fondos para repartirlos en proyectos solidarios del Tercer Mundo que normalmente gestionan jienenses. Ya ha enviado fondos al Congo, a Colombia, Mozambique o Ecuador.