Reseñas libros

Para introducirnos en el Talmud

Por Raúl Vinokur. Reseña del libro Las bellezas del Talmud, de Rafael Cansinos-Assens.
Este libro, primera traducción al español de textos talmúdicos, fue editado en 1919 bajo el título Las bellezas del Talmud. Si bien ha transcurrido mucho tiempo y a pesar de la accesibilidad actual a distintas traducciones de la obra, aún es manifiesto el desconocimiento general sobre el Talmud. El libro que aquí se recomienda ofrece al lector la oportunidad de introducirse en una lectura menos exigente en cuanto a su extensión, en comparación con los escritos originales. Prácticamente en toda antología es posible percibir los gustos y las preferencias del seleccionador. En el caso de Bellezas del Talmud resulta inevitable ir más allá de esta circunstancia, en vista del interés particular que reviste la biografía personal del antologista.

Rafael Cansinos‑Assens (1882-1964), bautizado católico, descendiente de judíos conversos por la rama paterna y primera figura literaria de la generación de 1914 —J. L. Borges le llamó su maestro— no dejó de manifestar explícitamente su ascendencia hebrea, tanto en sus actividades sociales y culturales como en su prolífica obra literaria. Su grado de implicación en el tema judío desde la más temprana juventud fue tan intenso que al finalizar la Guerra Civil y puesto que además había simpatizado con la causa republicana, el gobierno franquista le privó de su carnet de prensa argumentando como acusación su condición de ‘judío’.

En el prólogo de este libro, verdadero ensayo sobre la materia, Cansinos expresa diferentes aspectos del devenir histórico del Talmud. El autor aprecia en los textos talmúdicos una continuidad respecto de los bíblicos. No obstante, mientras que la Biblia entrevé un vigoroso accionar por parte de Dios, jueces, reyes y profetas, observa que en el Talmud interviene fundamentalmente la humildad y sabiduría de los rabinos y doctores de la Ley, impregnados de la inteligencia y el duelo secular de un pueblo vilipendiado y perseguido. Considera el Talmud como un compendio en el que se transcribe una multitudinaria discusión erudita y permanente acerca de todo, especialmente principios, leyes, rituales y conductas, en una suerte de aproximación científica a la religión y la ética aplicadas a la vida cotidiana.

Cabe señalar que, a pesar del carácter mayoritariamente anónimo y de la multiplicidad de autores en la tradición talmúdica, Cansinos‑Assens resalta la relevancia de dos figuras históricas, dos maestros del Talmud que marcaron el curso posterior de la historia judía: la de Hilel el Sabio y la del rabí Akiva. La antología recoge una cuidadosa muestra de las diversas expresiones, desarrolladas en ese derrotero talmúdico de siglos, como situaciones de vida, aforismos, debates entre doctores, relatos históricos y otros.

Una última recomendación: no conviene asignar a Bellezas del Talmud un plazo más o menos breve de lectura. Es decir, que seguramente no ha de ser aprovechable dar cuenta de sus páginas de un tirón, cual una novela. Estos textos más bien invitan al lector a levantar la mirada después de cada relato, de cada aserto, para reflexionar acerca de lo leído y, como nunca se sabe el tiempo que llevará una reflexión, resultará que es este uno de esos libros que siempre es aconsejable tener a mano.

  • Referencia biliográfica:
    Cansinos-Assens, Rafael (1988): Bellezas del Talmud.
    Buenos Aires: Proyectos Editoriales. 212 p.