Reseñas libros

Un pasado catalán

Por Raúl Vinokur. Reseña de Los judíos en Cataluña, de Lluís Marcó i Dachs.
Sabido es que en todo relato histórico el autor debe enfocar el sujeto de estudio dentro de ciertos límites, principalmente temporales, geográficos y humanos. En este libro, Marcó decidió extender tales límites considerablemente en aras de una mejor comprensión del papel de los judíos en las sociedades cristianas, íntimamente ligado a ellas pero diferenciado a su vez; decisión que es de agradecer.

Así, el tratamiento histórico del autor, en lugar de referirse de manera más o menos estricta a los judíos en Cataluña, tal como lo anuncia el título escogido para esta edición en castellano —Els jueus i nosaltres, en su original catalán—, ofrece una amplia información histórica acerca del pueblo hebreo y de sus circunstancias, desde sus comienzos bíblicos.

De la primera parte del libro se puede destacar que Marcó, además de reseñar instructivamente la historia antigua del pueblo de Israel cita, en cada una de sus etapas, los eventos de relevancia que se estaban manifestando contemporáneamente en la península ibérica.

En las siguientes secciones, el autor entra sucesivamente en materia europea, ibérica y catalana, con amplias descripciones de escenarios y actores.

A través de la lectura de un elaborado y profuso material que Marcó pone a disposición del lector, se puede asistir desde una primera fila histórica a las actuaciones cambiantes de los reyes cristianos y de las autoridades eclesiásticas con respecto a los judíos, y de cómo tales actuaciones redundaron en épocas prolíficas de bonanza —jamás exentas de tensión—, así como en acontecimientos absolutamente trágicos.

Gracias a estos numerosos detalles y relatos, es posible percibir cómo se desarrollaba la vida judía en los reinos españoles, en general, y en el ámbito catalán, en particular; hasta el momento en que los Reyes Católicos obligaron a los judíos a convertirse a la fe cristiana o a marcharse.

A lo largo de su exposición, Marcó deja entrever que, tanto la impronta centralista de los reyes de Castilla y Aragón como la acción represiva de la Inquisición, fueron en gran medida producto de la influencia de conversos, o descendientes cercanos de conversos, instalados como altos dignatarios eclesiásticos o como dirigentes cercanos a la Corte. Asimismo, el autor resalta que las autoridades locales catalanas trataron de atemperar, de acuerdo a sus posibilidades, los efectos de las persecuciones inquisitoriales.

En esas páginas leitmotiv del libro, donde se explaya en profundidad sobre el papel de los judíos en Cataluña, el autor también incluye interesantes referencias a circunstancias, construcciones y personas concretas, que resultan sabrosos aderezos de cotidianeidad. Así, por ejemplo, el lector conocedor de Barcelona podrá enterarse acerca del origen del actual Palau de la Generalitat, del pasado ‘sinagogal’ de una céntrica y poco utilizada iglesia católica, de los masivos cambios de nombre en las calles del Call después de la expulsión y de otras informaciones de interés.

Cierran este trabajo unos ilustrativos apéndices con documentos, públicos y privados, de la época.

  • Marcó i Dachs, Lluís (1985). Los Judíos en Catalunya. Barcelona: Ediciones Destino. 307 p.