Rincones de Sefarad

Cementerio judío de Faro (Portugal)

Mario Saban/. El cementerio judío de Faro es el último vestigio de la presencia de los judíos en Portugal. Los judíos huyeron de Portugal para escapar a la Inquisición al final del siglo XV. El marqués De Pombal invitó a sus descendientes, comerciantes y hombres de negocios que residían en Gibraltar y en el Norte de África, a retornar a Portugal para ayudar a reconstruir la economía tras el devastador terremoto de 1755.

Se establecieron en Faro y formaron una comunidad de 60 familias, que a nivel local era conocida como “la pequeña Jerusalén”. Tenían dos sinagogas, que hoy ya no existen. La comunidad acabó por “morir”, debido a la emigración hacia las ciudades.

El terreno del cementerio fue comprado en 1851 por tres lideres de la comunidad, Joseph Sicsu, Moises Sequerra y Samuel Amram. Las paredes del cementerio habían sido construidas en el año 5638 (1887) del calendario judío, fecha que aparece grabada en la puerta de entrada al cementerio.

El primer entierro fue el del Rabbi Joseph Toledano, en 1838, y el ultimo fue el de Abraham Ruah, en 1932.


Cementerio judío de Faro en Flickr

 

CEMITÉRIO JUDAICO DE FARO
Lista dos túmulos e nomes
En el Centro Judaico de Faro facilitan un folleto con el inventario o lista de los judíos allí enterrados. También se adjunta un plano con la distribución de las tumbas.
Lista de nombres FaroPlano.pdf