Apostamos por llevar las actividades allá donde están los amigos de la cultura judía. Por eso nos gustan las giras: son itinerarios culturales que nos permiten llevar una misma actividad a varias ciudades de la red Tarbut Sefarad.

Segura en América

Crónica de unos días inolvidables

 Las últimas vivencias de Miquel Segura y su esposa en Buenos Aires han sido realmente inolvidables. Se trata de una sucesión de pequeños acontecimientos, unos de interés público -al menos para la gran familia de Tarbut- otros simplemente de gran trascendencia personal, pero que no pueden dejar de ser contados; desde la celebración del oficio religioso en la comunidad Chalom y la cena del Shabat a la participación en el III Simposio Internacional de Estudios Sefardíes, organizado por el CIDiCSef y la Universidad Maimónides.


{rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1020182309.jpg {/rokzoom} {rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1560793952.jpg {/rokzoom} {rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1243542055.jpg {/rokzoom} {rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1185937426.jpg {/rokzoom} {rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1733389581.jpg {/rokzoom} {rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1976415756.jpg {/rokzoom} {rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1763204982.jpg {/rokzoom} {rokzoom album=|ter|}components/com_joomgallery/img_pictures/sefarad_89/actividades_119/segura_en_amrica_120/s_estudios_sefardies_20091102_1982693746.jpg {/rokzoom}

El viernes Miquel y Margalida asistieron a los oficios religiosos en la comunidad Chalom, gentilmente invitados por Pedro e Inés, a los que conocieron en la presentación del libro en CIDICEF. Se trata de una comunidad sefardita, que tiene una espléndida sinagoga construida hace ahora 80 años por inmigrantes sefardíes procedentes de Salónica, Rodas, Tuquía y otros enclaves mediterráneos. Quién sabe si entre alguno de sus fundadores fue un sucesor de los antiguos judíos mallorquines que escaparon de la Isla entre 1391 y 1435.

En la comunidad fueron recibidos de manera extraordinaria. Siguieron la celebración del Khabalat Shabat amablemente guiados por sus anfitriones. El jasán, un joven de aspecto sonriente, regaló a Miquel un libro de oraciones para que pueda usarlo en la sinagoga de Palma.

Tras la celebración religiosa Segura y su esposa acudieron al domicilio particular de Pedro e Inés, invitados para celebrar la cena del shabat. Allí tuvieron el honor de compartir la mesa con el rabino Ernesto Yatthà, un sabio estudioso, pero extraordinariamente abierto al dialogo y a la comprensión. En aquella mesa se habló de los chuetas, pero también de la Torah y del Talmud, de judaísmo, ético, del concepto del bien y del mal, y de muchas otras cosas. Miquel Segura se encontraba como un pez en el agua y en reiteradas ocasiones lamentó la ausencia de noches como ésta en Mallorca, donde los chuetas interesados en retornar viven a medio camino entre un exilio interior y una indiferencia exterior.

Las jornadas del sábado por la noche y el domingo fueron dedicadas al III Simposio del CIDICEF, donde Segura presentaba una ponencia. En la solemne ceremonia de apertura, el escritor mallorquín tuvo el “inmenso privilegio” de escuchar la disertación de Bernardo Ezequiel Korenblit, un escritor argentino que a sus 93 años conserva una lucidez admirable. Amigo personal de Borges, Korenblit está considerado en la actualidad como una de las plumas más exquisitas de Argentina. Su disertación -correspondiendo al homenaje que se le brindó- fue auténticamente magistral, provista de una ironía judía cuya expresión maravilló a todos los asistentes. Segura, entusiasmado, no dejaba de tomar notas. Como ejemplo, y en aras de la brevedad que debería tener esta crónica, valga la siguiente frase: “Importa más creer en Dios, que saber que Dios existe”.

En la tarde del domingo Segura leyó su ponencia -dedicada al tema de los chuetas- y electrizó al público asistente. Al final de su disertación- insertada en una mesa dedicada al tema de los conversos- la gente se agolpó para hablar con él. Todo el mundo quería comprar un ejemplar de su libro y los pocos disponibles en la sala se agotaron rápidamente. Todo hace pensar que habrá que “racionar” la venta -y el obsequio- del libro para poder disponer de alguno en lo que resta de la gira.