TARAZONA

Judería de Tarazona: del olvido al orgullo

Javier Bona [Tarbut Tarazona] ha escrito un artículo sobre la judería de Tarazona que se ha publicado en el libro/programa de fiestas que la ciudad zaragozana celebra del 27 de agosto al 1 de septiembre, declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional. En el escrito, que titula como "Judería de Tarazona: del olvido al orgullo de ser los primeros en su recuperación en Aragón", Javier habla del papel pionero que la ciudad ha tenido en la recuperación de las juderías aragonesas. «Tarazona fue pionera en Aragón y abrió el camino a muchas otras ciudades», escribe. Estamos contentos, añade, «sobre todo por recuperar la memoria de unos ciudadanos, que eran judíos, pero también aragoneses y vecinos de Tarazona y que fueron expulsados de su tierra de forma injusta y desgarradora.» Este es el artículo completo...

 

"Judería de Tarazona: del olvido al orgullo de ser los primeros en su recuperación en Aragón"

No es casualidad que las Jornadas Culturales que anualmente organizaba la Asociación Amigos de la Cultura Judía de Tarazona “Moshe de Portella” se titulaban “El Retorno de Sefarad a Tarazona”. Del retorno nace el reencuentro entre diferentes culturas en este nuevo milenio. Esa es la propuesta, esa es la apuesta por la que nació este proyecto con la intención de abrir la puerta desde dentro. Y así Tarazona fue pionera en Aragón y abrió el camino a muchas otras ciudades.

Durante años Tarazona trabajó a fondo para dar a conocer una judería casi desconocida para todos y en la que casi nadie creía. Un patrimonio invisible que estaba delante y no se sabía ver. Un patrimonio perdido y ocultado durante siglos. Tarazona tenía una calle dedicada a la judería y algunos pergaminos en el archivo de la Catedral de Tarazona, pero nada más.

Pocos sabían que eran las mismas calles, el mismo espacio que se usó entonces es el mismo que se usa hoy, algunos edificios de época, una posible sinagoga, miles de documentos en el archivo de protocolos notariales y la mayor de las sorpresas cuando recuperamos con el archivero de la Catedral D. Juan Cruz Martínez documentos hebreos originales confiscados a la comunidad judía de Tarazona antes de su expulsión en 1492.

Ya han pasado muchos años desde que la Asociación de Amigos de la Cultura Judía de Tarazona “Moshe de Portella” pidió al Ayuntamiento de Tarazona que solicitase la inclusión de Tarazona en la Red de Juderías de España. Pasado el tiempo se puede ver el gran acierto que el Ayuntamiento de Tarazona tuvo con esta decisión.

Incluso el Alcalde de Tarazona Luis María Beamonte ha presidido la Red durante seis meses con buenos resultados para el buen fin del trabajo. La Judería de Tarazona ha pasado de estar abandonada y prácticamente en ruina a ser un referente a nivel nacional, tanto por la realización de obras en las calles y fachadas de la judería medieval por el Taller de Empleo de la Fundación Tarazona Monumental y del Ayuntamiento de Tarazona como por el Ciclo de actividades “El Despertar del Barrio Judío de Tarazona” que obtuvo gran interés y asistencia de público y que ha supuesto sacar de su letargo al barrio judío. Sin duda el apoyo y el reconocimiento de la Red de Juderías de España son fundamentales para esta iniciativa, ya que se colabora y trabaja en común con otros ayuntamientos de diversas ciudades de España. Un trabajo que beneficia sin duda a Tarazona en promoción nacional e internacional, colaboración en el proyecto RASGO, promoción de la judería virtual en la web de la red que es visitada anualmente por cientos de miles de interesados, o dar información de nuestras actividades en el Boletín de la RJE. Un camino de colaboración que sin duda tendrá sus frutos en el futuro.

Un trabajo en común para dar una nueva cara a la judería de Tarazona. Ha cambiado tanto estos años que cualquiera que la visite no la conoce. Antes eran vagos llenos de escombros, casas en ruina, callejones abandonados y hoy está toda llena de luz y color, fachadas recuperadas, rincones salvados del abandono. Sin duda un excelente trabajo el realizado por el Ayuntamiento de Tarazona y el Taller de Empleo de la Fundación Tarazona Monumental, así como la permanente colaboración entre Tarazona y la Embajada de Israel en España. Buenas nuevas apuntan a que este trabajo seguirá de la mano del Ayuntamiento de Tarazona y del Plan de Competitividad Turística de la Comarca de Tarazona y el Moncayo, que seguirán trabajando, como ya se ha hecho, en la nueva señalización de la judería, las audioguías y sobretodo en la bella y útil guía que ha sido escrita por Miguel Ángel Motis, apoyo científico del proyecto. Y quién sabe si en un tiempo no muy lejano Tarazona podrá recuperar para el público y la cultura un nuevo Centro de Interpretación sobre la judería de Tarazona y Moshe de Portella. Incluso podamos pronto homenajear a la “Judía de Tarazona”, aquel dulce tradicional que une un hermoso hecho real, entre la belleza de Sol, una judía de Tarazona del siglo XIV y un dulce que años después se hizo en Tarazona, y que era “más bello… que la judía”.

Por todo esto estamos contentos, pero también porque Tarazona fue pionera a esta corriente de apoyo de recuperar y dar a conocer una de la juderías que más ha trabajado en estos últimos años en Aragón, y sobre todo por recuperar la memoria de unos ciudadanos, que eran judíos, pero también aragoneses y vecinos de Tarazona y que fueron expulsados de su tierra de forma injusta y desgarradora.

Ignacio Javier Bona López
Tarbut Tarazona

Aquí podrás descargar el programa/libro de fiestas de Tarazona