Arte

Una obra expoliada por los nazis ha vuelto al museo Leopold de Viena

Santiago Raigorodsky [Tarbut Arte].
Desde hace pocos días casi todos los medios de difusión se han hecho eco del regreso de un cuadro del pintor austríaco Egon Schiele, al Museo Leopold, de Viena. El retrato de Wally, la amante de Schiele, fue el primer caso de expoliación de bienes judíos por los nazis, revelado en Austria, tras la aprobación, en 1998 de la ley que obligaba a restituir a sus propietarios las obras expoliadas durante el nazismo.

El retrato de Wally era propiedad de una galerista, Lea Bondi Jaray, que huyó de Viena después de que un galerista, miembro del partido nazi, Friedrich Welz, entrara en su apartamento y se apropiara de la obra. Después, llegó a manos del Museo Belvedere, que en 1954  la vendió a Rudolf Leopold.

La obra se encontraba en Estados Unidos a préstamo, desde 1977 donde iba a ser expuesta en el MoMA en una gran antología de Schiele, pero los herederos de la propietaria judía expoliada consiguieron que la justicia norteamericana retuviera el cuadro. El pasado mes  de julio el Museo Leopold aceptó pagar 19 millones de dólares para recuperar la obra.

La obra llegó a Viena tras ser expuesta tres semanas en el Museo de la Herencia Judía de Nueva York, una vez finalizada la batalla legal mediante un acuerdo extrajudicial entre la Fundación Leopold y los herederos de la propietaria original.

Elisabeth Leopold, viuda de Rudolf Leopold señaló que al fin y al cabo “este cuadro provocó un cambio de actitud en la política que ha conducido a la ley de Restitución vigente en la actualidad”.

El Museo Leopold ha colgado un cartel que pone “Bienvenida Ms. Wally”, y la obra se exhibe junto al autorretrato de Schiele, quien, según los expertos, las había ideado para que estuvieran juntas.

Santiago Raigorodsky

Fuente: Agencia EFE y medios diversos.