Arte

Falleció el escultor Anthony Caro

Por Santiago Raigorodsky [Tarbut Arte]
Anthony Caro, uno de los más famosos escultores británico (New Malden, Surrey, 8 de marzo de 1924) falleció de un ataque al corazón el 23 de octubre de 2013, a los 89 años. Su obra escultórica, en su gran mayoría de estilo abstracto se caracterizó por el ensamblaje de objetos industriales metálicos de desecho creando piezas de diversas formas. A menudo pintaba el producto final con colores planos muy vivos. Caro ha sido una figura clave de la escultura contemporánea desde hace medio siglo. Desde su espectáculo innovador en la Whitechapel Gallery de Londres en 1963, su obra ha seguido avanzando y ampliar en direcciones nuevas y diferentes.

 

Había estudiado escultura en la Royal Academy of Arts de Londres. Trabajó con Henry Moore, de quien fue asistente desde 1951 hasta 1953. Pero su crecimiento como artista, se produjo en Estados Unidos, junto a David Smith, con el que descubrió la fascinación por la abstracción y las composiciones con cubos metálicos.

A su vuelta a Londres, en su estudio de Canden Tawn trabajó ininterrumpidamente durante seis décadas. Poco a poco, y sin abandonar nunca el hierro, fue incluyendo materiales mucho más livianos como el bronce, la cerámica e incluso el papel. Si hubiera que destacar una palabra ligada a la vida del escultor, la elegida sería el hierro. Este ha sido el material preferido para construir la mayor parte de las esculturas que le han convertido en un artista esencial de la segunda mitad del siglo XX.

Escéptico y poco amigo de gremialismos, Caro rechazaba cualquier etiqueta que le vinculara a grupos o tendencias y de ninguna manera permitía ser calificado de maestro de nadie. La nueva concepción plástica de Caro incluía la supresión de los pedestales de las esculturas porque creía que estas tenían que mirar directamente al espectador.

Caro, que tenía ascendencia judía sefardí le gustaba decir que aquí se encontraba como en casa. Su primer desembarco fue en 1984 en la Fundació Miró y la Barcelona que entonces se abría al mundo le fascinó de tal manera que se empeñó en organizar aquí un taller internacional. La experiencia fue el origen de dos celebradas series, Barcelona y Catalunya. En sus raíces ancestrales estaban los judíos expulsados de España por los Reyes Católicos. De ahí que cuando hace unos años recibiera en Valladolid en Premio Internacional Gabarrón de las Artes, lo agradeciera doblemente porque era el primero que le llegaba de España.

Expuso en España en varias ocasiones en sus tres galerías representantes, la barcelonesa Joan Prats, la mallorquina Altair y la madrileña Álvaro Alcázar. En esta última galería, fue donde lo hizo, por última vez, en una nueva exposición individual, celebrada entre los pasados meses de enero y febrero.

Los crueles caprichos del destino han querido que uno de los grandes escultores del siglo XX se despida de nosotros el mismo día que cierra al público la exposición más completa de su obra neoconstructivista en el Museo Correr de Venecia, auspiciada por la todopoderosa Gagosian Gallery en plena Piazza di San Marco. 

En 1987 la reina de Inglaterra le concedió el título de caballero con todos los honores. En vida ha sido galardonado en múltiples oportunidades.

Además, en España se le ha reconocido su importante trabajo en exposiciones en el IVAM de Valencia, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, o en la Pedrera de Barcelona. En el 2008 además instaló una gran escultura en el paseo del Guggenheim de Bilbao, muy cerca de otra gran escultura de su amigo Chillida.

En Barcelona tiene obras en la Fundació Joan Miró, en el parque de la España Industrial, en la Fundació Antoni Tàpies y en el Macba, también en Madrid, en el Parque de Andalucía y en Palma de Mallorca en el Museu Es Baluard.

Podéis visitar la web oficial de Anthony Caro, que muestra muchas de sus obras, organizadas por temas.