Nuestros voluntarios

Carta del Presidente de Tarbut Jaén

   RAFAEL CÁMARA EXPÓSITO

 La ciudad de Jaén es una más, de las muchas localidades españolas que contaron en su historia medieval con una judería. Toda la península (Sefarad), ha sido un extraordinario contenedor de historia hebrea, tan profunda, tan arraigada en las gentes que la habitaron, que dio lugar a que los judíos que fueron expulsados, conservaran una identidad común relacionada con lo hispano, durante siglos, en lo que se dio a conocer como Diáspora Sefardí o Galut Sefaradí.
Jaén es  también una más de las muchas localidades españolas que en los albores del siglo XXI desean reconocerse a sí mismas, mirándose en el espejo de la verdad y, por lo tanto, sacando a la luz una parte del pasado que fue negado a propios y extraños.

Hoy, sin duda, tras no pocos esfuerzos por parte de la ciudadanía giennense, ese legado, tangible e intangible, ha llegado a formar parte de nuestra identidad local colectiva y es un pilar de nuestra autoestima como giennenses. Todo esto gracias a la intensa e implacable labor de la Asociación Socio Cultural IUVENTA y de un nutrido grupo de voluntarios que, unidos en lo que llamamos proyecto “Jaén, camino de Sefarad”, hemos conseguido grandes logros, entre ellos, la inclusión de Jaén en la Red de Juderías de España y, en el día de hoy, el que nuestra ciudad y nuestra historia forme parte de esa nueva iniciativa nacional que es Tarbut Sefarad.

Esta nueva asociación de ámbito nacional es, en palabras de su Presidente, Mario Javier Sabán, un colectivo que aúna a personas que comparten un interés y una sensibilidad especiales por la cultura hebrea en cualquiera de sus disciplinas. Un colectivo social que trabaja por y para la defensa y difusión de la cultura judía en el territorio de Sefarad. Es, en definitiva, un movimiento de “amigos de la cultura hebrea”.

Desde 2001, en Jaén y concretamente en la Asociación IUVENTA, de la que también soy presidente, nos hemos sentido “amigos de la cultura hebrea”, de la que somos herederos y partícipes y, por lo tanto, también responsables en nuestros ámbitos locales. Es por eso que la oportunidad que se nos brinda ahora, desde Tarbut Sefarad, para formar parte de esta nueva red cultural, es para nosotros una oportunidad única e histórica, pues nos plantea el momento, por fin, de poder aunar esfuerzos, compartir experiencias, buscar soluciones conjuntas, etc., a tantas cuestiones que individualmente, a cada grupo de amigos de lo hebreo en su ciudad, nos han ido surgiendo en la ardua tarea de reconstruir la memoria hispano hebrea y el conocimiento de un pueblo hermano.

Y a todos nos une, sin duda, un especial interés en que este proyecto siga adelante, respetando las peculiaridades de cada grupo local y poniendo en común, en la que seguro será una gran red nacional, los esfuerzos por la construcción de un mundo más humano, más solidario y más hermanado, objetivos inalcanzables si previamente no se sustentan con un mayor y mejor conocimiento de otras culturas, en esta caso la hebrea.

El actual presidente de Tarbut Sefarad, Mario Javier Sabán,  apoyó  en sus albores la iniciativa “Jaén, camino de Sefarad” de la Asociación IUVENTA, de modo altruista, como sefardí comprometido que es con su pasado. Ahora nos vuelve a brindar una oportunidad de crecer en este nuevo empeño que nos acercará a distintas localidades españolas y distintos grupos de voluntarios, con el objetivo común de conocer con mayor profundidad la cultura hebrea y, como no, sanar la amnesia de nuestra memoria histórica estrechando lazos de amistad entre distintas religiones, pueblos y formas de entender la vida.

4 de Julio de 2.007
18 de Tamuz de 5.767

Rafael Cámara Expósito
Presidente de Tarbut Jaén