Nuestros voluntarios

Carta del Presidente de Tarbut Alicante

Por Francisco Sempere.
 Alicante, ciudad y plaza fuerte del antiguo Reino de Valencia, junto a sus murallas y mirando al mar Mediterráneo, se encontraba la sinagoga, lugar de encuentro y celebraciones de la entonces numerosa comunidad judía.
Alicante, punto de encuentro entre las dos capitales de los reinos valenciano y murciano.
Hasta el nefasto año de la expulsión, las distintas comunidades judías tenían una fluida comunicación; por el sur Murcia y Mula; en el centro, Alicante y Elche; y, por el norte, Valencia, Játiva y otras.

A pesar de la expulsión, siempre se encontró la presencia de judíos y conversos por estas tierras, hasta los tiempos modernos.
En el año 1986 se marca una pauta importantísima, se normalizan las relaciones diplomáticas entre Israel y Sefarad (España). Ya en Valencia se encontraba trabajando el Instituto de Cultura Comunidad Valenciana-Israel y allí y en ese momento es cuando se comienza a trabajar abiertamente por y para Israel.

En muy poco tiempo, se legaliza el Instituto de Cultura Alicante-Israel y, hasta hoy, siendo la única y primera meta dar a conocer en Alicante (universidad, institutos de enseñanza media y colegios) la historia, cultural, religión, las comidas y la gastronomía de nuestras antepasados.

Los comienzos fueron muy difíciles pues coincidió con las intifadas. Con el apoyo de la Embajada en Madrid se estableció el I Premio Jerusalem, más tarde un segundo concurso, el apoyo de los consejeros de la Embajada fue primordial (Cultura).
En el año 1990 se hermanó la ciudad de Alicante con Herclya y, a nivel municipal, se fueron haciendo más fluidas las relaciones culturales efectuándose varias exposiciones.

Hoy, veintiún años después, se nos conoce favorablemente y se nos acepta plenamente. Las relaciones con las distintas comunidades de Alicante, Benidorm y Elche son fructíferas y el encuentro entre judíos y cristianos es reconfortante y tremendamente amigable.

Hay infinidad de datos que aportaremos en otro momento, como presentaciones de libros, celebraciones de toda índole, plantaciones de árboles en recuerdo de la Shoá, de la amistad entre pueblos, etc...

En los albores del año nuevo 5768, y una vez aceptado el puesto de trabajo como presidente de Tarbut Alicante, agradezco la confianza en mí depositada. Es momento de redoblar los esfuerzos, de encontrarnos y unificar el mensaje dando a conocer el importantísimo legado que nos dejaron y que hoy, más que nunca, hay que darlo a conocer.

Me pongo a disposición de todos aquellos que aman a Israel y están dispuestos a trabajar incansablemente. Os adjunto mi correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Sólo me resta dar las gracias a quienes confían en mí, a felicitaros por el Año Nuevo y desearos toda clase de parabienes.

Shalom,
Francisco Sempere Botella