POLAN/TOLEDO

Vigilia de oración Kol Nidré en la sinagoga Santa María La Blanca de Toledo

La Sinagoga Santa María La Blanca de Toledo acogerá el sábado 19 de septiembre, a las 19.30 horas, una vigilia de oración con motivo de la fiesta de Yom Kipur, "signo de unidad y amor a Israel". La vigilia Kol Nidré está organizada por la Fraternidad María Estrella de la Mañana. La Fraternidad María Estrella de la Mañana nos ha enviado una invitación para participar en el acto, invitación que hacemos extensiva a todos los amigos de la red.

La entrada es gratuita, la celebración dura unos 45 minutos, el hermano Abraham cantará el canto del Kol Nidré, recitaremos las letanías de perdón y acompañaremos la oración con cantos en hebreo y castellano. Es una celebración grave pero en el gozo y la alegría de la confianza en Dios, que guía nuestros caminos para bien.

Yom Kippur, Día de la Expiación, es la principal fiesta de precepto del calendario judío. Es un día de ayuno y oración que se celebra el 10 del mes hebreo de Tishrei, 10 días después de Rosh Hashanah, el Año Nuevo judío.

Yom Kippur marca el final de los “Diez Días del Arrepentimiento” o “Días Terribles” y ofrece a los judíos la última oportunidad de obtener el perdón y la absolución de sus pecados del año anterior. Según las creencias de los judíos, en Yom Kippur se somete a juicio a todas las personas para el año venidero. Para ser merecedor del perdón de los pecados, el día se dedica al arrepentimiento espiritual y se adopta el compromiso de iniciar el año nuevo con la conciencia limpia, desde la seguridad de saber que Dios perdona a todas las personas que se arrepiente de verdad de sus malos actos.

La idea de la purificación se lleva a cabo con el ayuno: el día de Yom Kippur, los judíos practicantes ayunan desde la noche del día santo hasta la noche siguiente. Al contrario que otros días de ayuno de la fe judía, Yom Kippur se respeta plenamente aunque coincida con el Shabbat. Yom Kippur es el único día del calendario judío en que hay cinco servicios de oración.

Aunque la festividad no está relacionada directamente con ningún acontecimiento histórico, algunos creen que este fue el día que Moisés bajó del Monte Sinaí con las segundas tablas grabadas con los Diez Mandamientos y que el Señor perdonó a los israelitas por el pecado del Becerro de Oro. Se trata de una festividad que tiene su origen en la Torá, donde se denomina Shabbat de Descanso Solemne, un día en que no se puede realizar ningún tipo de trabajo productivo, como en Shabbat.

Si bien la mayoría de la población judía de Israel no es practicante, Yom Kippur sigue siendo un día especial para todos y conserva su carácter singular. Muchos judíos que se autodenominan seglares y no visitan la sinagoga en todo el año acuden a los servicios de oración este día especial, y muchos, además, respetan el ayuno total o parcialmente.

Más información: www.framaria.org
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.